19 abr. 2024

La histórica cobertura de Última Hora sobre el golpe que derrocó a Stroessner

Los sucesos del 2 y 3 de febrero fueron ampliamente abordados por ÚH. Fueron necesarias dos ediciones de Última Hora para abordar los hechos.

La historia paraguaya está compuesta por varios capítulos de trascendentales eventos políticos que mudaron el curso de la nación. Hace 34 años, tomó lugar uno de los más importantes de la etapa reciente del país, el golpe de Estado que dio fin a la extensa dictadura de Alfredo Stroessner. El suceso, que se desarrolló por dos días, fue relatado en las páginas del diario Última Hora del 3 de febrero de 1989.

Aquel día, dos ediciones de ÚH salieron a la calle, una especial y otra edición extra. La primera, llevó como título principal Un golpe militar derrocó a Stroessner, con el subtítulo Asume el Gral. Andrés Rodríguez. La tapa contenía una foto de perfil del nuevo presidente y una gran imagen de personas agrupadas que observaban un tanque. En la parte inferior, La renuncia, escrito en destaque que presentaba el documento con la firma del derrocado.

Una tira cómica, titulada Cambio, hecha por Botti, presentaba el diálogo entre dos personajes: “Decime, ¿El cambio se hizo poco a poco”, consultó uno mientras que el otro contestó: “No, de golpe”.

HISTORIA. “La noticia más importante de la segunda mitad del siglo XX en el Paraguay nos tomó totalmente desprevenidos en la Redacción de Última Hora. Era algo que no esperábamos, o no queríamos creer que sucedería”, relata el periodista Andrés Colmán Gutiérrez, quien formaba parte del plantel del diario en aquel entonces.

Colmán recordó que aquella noche del 2 y madrugada del 3 de febrero, la mayoría de los periodistas estaban en sus hogares y fueron pocos los que registraron el hecho durante su desarrollo, como el caso de Celso Velázquez y Juan Pastoriza, de Radio Cáritas, quienes transmitieron en vivo algunos eventos, arriesgando sus vidas. “Cuando las sombras se disiparon, salimos a las calles sin esperar instrucciones de los jefes y editores. Sabíamos que aquella iba a ser la edición más histórica de Última Hora, que se había convertido en el medio más crítico contra el régimen, tras la clausura del diario colega ABC Color”, recuerda el periodista.

Las primeras páginas de la “edición especial” de ese día presentaron la sección Internacional, con una nota en el centro: Para el escritor Augusto Roa Bastos, “acabó el falso mito del poder absoluto en el país”.

En la entrevista, el autor exiliado en Toulouse, Francia, manifestó una postura prudente ante la nueva etapa que estaba por enfrentarse. Aludió con cierta esperanza hacia la figura de Rodríguez y declaró sobre un posible regreso a Paraguay. “Volvería con muchas ganas. Me siento bien aquí, pero también quiero volver a mi país”, confesó.

Tres meses después, en mayo de aquel año, Roa Bastos regresó al país.

También en Francia, precisamente en París, se encontraba el escritor Rubén Bareiro Saguier, quien ocupó la página 4 de la sección Internacional con una entrevista en la que expresaba su satisfacción a la par de señalar: “Sentimos a la vez esperanza y algo de desconfianza”.

De modo integral, el recordado discurso: “Hemos salido de nuestros cuarteles”, proclamado por el general Andrés Rodríguez abrió la sección de Nacionales y en la página siguiente una extensa crónica titulada Tras una resistencia estéril y tenaz, Stroessner fue derrocado, relataba como se sucedieron los hechos que terminaron con la renuncia del dictador.

REPERCUSIÓN. Opiniones de personas que salieron a las calles tras el hecho fueron recogidas en una de las páginas, con declaraciones de personajes como el político liberal Franklin Boccia y el economista Manuel Ferreira. Declaraciones de figuras como Luis María Argaña quien expresó que el golpe “fue un acontecimiento trascendental para el país” y Humberto Rubin, que manifestaba estar atento para el retorno y la puesta al aire de Radio Ñandutí, en cualquier momento, también ocuparon la edición.

“Nuestros compañeros fotógrafos lograron varias imágenes impactantes, que ya forman parte de la memoria colectiva, como las murallas del Batallón Escolta Presidencial acribilladas a balazos, los soldados de la Armada tumbados exhaustos en el patio recuperado del Palacio Presidencial, un oficial de Caballería parado frente a un tanque de guerra haciendo la señal de la victoria con las manos en alto, una caravana de los líderes de la resistencia por la calle Palma y el pueblo desbordado de alegría frente al Panteón de los Héroes”, recuerda Andrés Colmán.

Horas cruciales de definición política se tituló el editorial de aquella fecha. “El Paraguay vive momentos cruciales de su historia. Horas de definiciones políticas acerca de su destino se presentan en el ámbito nacional, tras más de 30 años de inmovilidad”, reza en su inicio el texto que se explaya sobre augurios de cambios y mejoras.

“Es así como hoy el país amaneció con cambio. Y es de esperar que sea para bien de la nación paraguaya”, y “En la Administración Pública, la idoneidad, la capacidad y la honradez deben ser restituidas”, se leen en otros fragmentos.

“Nos multiplicábamos en obtener primicias, en averiguar detalles de cómo había sido el golpe, en vaticinar lo que iba a ocurrir con el destino del país”, rememora Colmán.

EXTRA. Esa misma fecha se publicó una edición extra con una extensa fotografía del nuevo presidente al momento de su juramento en la tapa y el título Andrés Rodríguez, nuevo presidente. El ejemplar contenía otras imágenes del solemne acontecimiento al igual que las primeras declaraciones de los nuevos ministros, como el de Industria y Comercio, Antonio Zuccolillo Moscarda, y el de Hacienda, Enzo Debernardi, quienes expresaban, entre otras cosas, las ansias, ideas y proyectos que llevarían adelante desde sus cargos.

De igual modo, en el ámbito internacional, la edición contenía la postura favorable sobre el nuevo gobierno paraguayo, emitida desde la presidencia de los Estados Unidos, que se encontraba entonces bajo la administración de George Bush.

Entre las fotografías, se podían ver a las personas que celebraban en las calles, como en la emblemática calle Palma, frente al Panteón de los Héroes. Otra imagen registró la enorme fila de los lectores que se apostaron ante la sede de Última Hora para adquirir el ejemplar de ese día. Personas con el diario en la mano con atenta mirada al papel y otras con sonrisas y alegría estampada en el rostro también se registraron.

Entre las curiosidades, la segunda edición de ÚH contenía el mismo editorial que la primera, al igual que la entrevista exclusiva con Rodríguez, antes de su juramento, lograda por el periodista Óscar Delgado para Última Hora.

“Cansados y felices tras aquella primera cobertura, sabíamos que la epopeya recién estaba empezando. Sabíamos que, junto a la historia del país, también cambiaba la historia de nuestro periodismo”, finaliza Colmán.

Andrés Rodríguez habló en exclusiva con Última Hora

“El colega Óscar Delgado fue enviado a la Caballería para traer una copia de la nota de renuncia de Stroessner, se encontró con el general Andrés Rodríguez y pudo hacerle la primera entrevista”, recuerda el periodista Andrés Colmán.

“Pienso iniciar la democratización”, se tituló la entrevista que comienza con un halago al diario. “Es un honor para mí hablar para Última Hora, un periódico digno y respetado”, manifestó Rodríguez para luego expresar una dura declaración: “Pienso realmente contribuir en algo al país, y por eso hemos sacrificado a muchos de nuestros camaradas, para recuperar en algo el terreno perdido”.

Al ser consultado si los paraguayos pueden estar tranquilos porque habrá plena democracia, el general señaló: “Considero que pueden tener, así como yo, la esperanza de que podamos dar inicio a ‘estas cosas’”.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.