Economía

La era de los autos eléctricos empieza en el mercado nacional

 Los automóviles eléctricos están desembarcando oficialmente en nuestro país, a través de una representante. Se presentan como la opción competitiva y ecológica a los vehículos movidos a combustible fósil.

La industria china está apostando fuertemente por la producción de vehículos eléctricos, propuesta que ya está en pleno proceso de expansión mundial a escala y llegó a Paraguay a través de la firma Timbo, que se juega por este segmento de línea comercial de automóviles de la marcha china Baic.

Es la primera vez que vehículos eléctricos serán traídos al país, en serie, como los movidos a combustión, donde de hecho hay unidades tipo híbrido (eléctricos y a nafta), como también los importados por pedido.

Sergio Velázquez, gerente general de Baic, aclaró que esta no es una prueba para el mercado, sino un hecho real de que ya están los vehículos eléctricos importados en serie para competir en el mercado local.

Dijo que la decisión de apostar por este segmento surgió cuando el año pasado la marca Baic anunció la expansión de su línea, que incluye al auto eléctrico.

Añadió que consultaron quienes querían ser los primeros en la región y ellos levantaron la mano. Explicó que esto se justifica a partir de que Paraguay tiene una de las producciones de energía eléctrica más grandes del mundo.

CARACTERÍSTICAS. Velázquez explicó que si bien la brecha de precio respecto al convencional es aún importante, a la hora de medir costos en el uso se va compensando con los años.

Dijo que la Baic200, que significa que tiene autonomía de 200 kilómetros y la SUV360, que tiene este número de autonomía de kilometraje de uso, tendrán un costo de 24.900 y 34.990 dólares, respectivamente. En el comparativo, refirió que si hoy se gasta en un vehículo a nafta un pomedio de entre uno a un millón trescientos mil guaraníes por mes, con los eléctricos este costo será de 190.000 a 200.000 guaraníes por mes.

Indicó que se recargan con un equipo móvil, el mantenimiento es cada veinte mil kilómetros y cuesta G. 150.000, mientras los convencionales G. 400.000 cada 5.000 kilómetros. Aseguró que la suspensión y rodamiento es igual y no tendrá problemas con nuestras calles.

Dejá tu comentario