13 jun. 2024

La derrota de Rusia en Ucrania puede desatar una guerra nuclear, afirman

Dmitri Medvédev, vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, alertó de que la derrota de Rusia en una guerra convencional contra Ucrania puede provocar el estallido de un conflicto nuclear.

Ucrania guerra.jpg

El papa Francisco pidió “por favor” que el mundo no se acostumbre a los conflictos, la guerra y la violencia.

Foto: EFE

El vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, el ex presidente Dmitri Medvédev, advirtió este jueves a Occidente en contra del envío de armamento pesado y sistemas de ataque a Ucrania, porque la derrota de una potencia nuclear como Rusia en una guerra convencional puede provocar el estallido de un conflicto nuclear.

“Mañana, en la base Ramstein de la OTAN, los grandes líderes militares discutirán nuevas tácticas y estrategias, así como el suministro a Ucrania de nuevos armamentos pesados y sistemas de ataque. Y esto será justo después del Foro de Davos, donde juerguistas retrasados repitieron como un mantra: para lograr la paz, Rusia debe perder”, señaló Medvédev en su canal de Telegram.

“Y a ninguno de esos miserables se les ocurre sacar de esto la siguiente conclusión elemental: la derrota de una potencia nuclear en una guerra convencional puede provocar el estallido de una guerra nuclear”, recalcó.

Medvédev sostiene en su enésima arremetida contra Occidente, que “las potencias nucleares no pierden grandes conflictos de los que depende su destino”.

Nota relacionada: EEUU promete más envíos de armamento a Ucrania tras la reunión de Ramstein

“Pero esto debería ser obvio para cualquiera. Incluso para un político occidental que haya conservado al menos algún rastro de inteligencia”, insiste.

El ex presidente de Rusia hizo estas declaraciones la víspera de la reunión del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania en la base aérea estadounidense de Ramstein, en Alemania.

En la ocasión, los socios de Kiev prevén anunciar una nueva e importante ayuda militar que incluirá más armas y munición, además de vehículos blindados y, según espera el gobierno de Volodímir Zelenski, tanques modernos.

“Nada bueno para la seguridad global”

El Kremlin advirtió también este jueves que el suministro de armas pesadas a Ucrania que discute esta semana Occidente “eleva el conflicto a un nuevo nivel cualitativo”.

“Eso significa que el conflicto se eleva a un nuevo nivel cualitativo, lo que no augura nada bueno para la seguridad global y europea”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en rueda de prensa.

El portavoz del Kremlin hizo estas declaraciones la víspera de la reunión del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, el llamado formato Ramstein, donde se abordará el suministro de tanques a Kiev.

En opinión de Peskov, la discusión misma sobre la entrega a Ucrania de armas que pueden alcanzar el territorio ruso “es extremadamente peligrosa”.

A la vez, al comentar las declaraciones del ex presidente Dmitri Medvédev, quien sugirió la posibilidad del uso de armas nucleares en caso de la derrota rusa en Ucrania, el representante del Kremlin negó que eso vaya en contra de la doctrina militar rusa, que no prevé ataques preventivos pero sí autoriza el empleo de armamento atómico.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anticipó esta semana que habrá “nuevos anuncios” de envíos de armamento para Ucrania, tras la reunión ministerial que los aliados occidentales tendrán en la base alemana de Ramstein.

Más contenido de esta sección
Los bombardeos israelíes del último día causaron al menos 30 nuevas víctimas mortales y más de 100 heridos en la Franja de Gaza, según los datos de este jueves del Ministerio de Sanidad, controlado por Hamás.
Desde el pasado 22 de marzo, Rusia ha lanzado seis ataques masivos contra la red energética ucraniana que han destruido o dañado buena parte de las centrales eléctricas del país y obligado a muchos trabajadores del sector a arriesgar su vida casi a diario para proteger el equipamiento de los drones y los misiles rusos.
En una jornada histórica, el Senado argentino aprobó la noche de este miércoles la esperada ley Bases, el ambicioso proyecto legislativo del Gobierno de Javier Milei, que establece el marco legal para la transformación profunda del modelo económico y social de Argentina.
La Policía argentina dispersó este miércoles a los manifestantes que se congregaron en los alrededores del Congreso mientras en el Senado se debatía la ley de Bases, el proyecto más importante del Gobierno, con el que el presidente ultraliberal Javier Milei pretende transformar profundamente el modelo económico y social del país.
La Oficina del Presidente Javier Milei denunció un intento de golpe de Estado por parte de los manifestantes que protestaban contra la ley de bases que impulsa el gobierno del dirigente ultraderechista.
Al menos cinco diputados que participaban de una multitudinaria manifestación frente al Congreso argentino fueron hospitalizados este miércoles tras ser reprimidos con gases por la policía, en momentos en que los senadores debatían en el recinto un proyecto de ley crucial para la gobernabilidad del presidente Javier Milei.