País

Jesús es la puerta del amor que no desilusiona jamás

 

Hoy meditamos el Evangelio de San Juan 10:1-10.

El papa Francisco a propósito del Evangelio de hoy, dijo: “Jesús dice que quien no entra en el corral de las ovejas por la puerta, no es el pastor. La única puerta para entrar en el Reino de Dios, para entrar en la Iglesia es Jesús mismo.

Quien no entra en el corral de las ovejas por la puerta, sino por otra parte, es un ladrón o un asaltante. Es uno que quiere aprovecharse es uno que quiere treparse.

Una religión un poco como negocio, ¿no? Yo te glorifico y tú me glorificas. Pero estos no han entrado por la puerta verdadera. La puerta es Jesús y quien no entra por esta puerta se equivoca. Y ¿cómo sé que la puerta verdadera es Jesús? ¿Cómo sé que esa puerta es aquella de Jesús?

Pero, toma las Bienaventuranzas y haz aquello que dicen. Sé humilde, sé pobre, sé manso, sé justo.

Jesús no solo es la puerta: es el camino, es la vía. Existen tantos senderos, quizás más convenientes para llegar, pero son engañosos, no son verdaderos, son falsos. El camino es solo Jesús.

Pero nosotros siempre hemos hecho aquello que ha sido el origen del pecado original, ¿no? Tenemos ganas de tener la llave de interpretación de todo, la llave y el poder de tomar nuestro rumbo, cualquiera que sea, de encontrar nuestra puerta, cualquiera esa sea.

Esta es la tentación de buscar otras puertas u otras ventanas para entrar en el Reino de Dios. Solo se entra a través de aquella puerta que se llama Jesús.

Pidamos la gracia de tocar siempre aquella puerta. A veces está cerrada, estamos tristes, estamos desconsolados, tenemos problemas en tocar, tocar aquella puerta.

No vayan a buscar otras puertas que parecen más fáciles, más cómodas, más accesibles. Jesús no desilusiona jamás, Jesús no engaña, Jesús no es un ladrón, no es un asaltante”.

(Frases extractadas de https://www.pildorasdefe.net/liturgia/evangelio-juan-10-1-10-iv-lunes-pascua-jesus-puerta-ovejas).

Dejá tu comentario