Política

Intendentes corruptos son salvados por los legisladores

 

La Cámara de Diputados tiene groseros antecedentes de salvatajes a intendentes cuestionados por graves hechos de corrupción como malversaciones, sobrefacturaciones e irregularidades en el uso de recursos de Fonacide y royalties. Son conocidas las alianzas entre colorados y liberales para dar protección a jefes comunales corruptos.

Recientemente, el ex intendente de Lambaré, Armando Gómez, se vio obligado a renunciar ante la inminente destitución, mientras su administración era intervenida. En ese proceso se detectó presuntas irregularidades en el cobro de impuesto inmobiliario.

La Cámara Baja acostumbra a blindar a los intendentes. En uno de los casos, en agosto pasado, de 15 solicitudes de intervención, solo se aprobaron tres conformaciones de comisiones especiales para estudiar los casos, que fueron Independencia y Coronel Martínez, del Departamento del Guairá, y de Benjamín Aceval, en Presidente Hayes.

En tanto que fueron rechazadas las comunas de José Falcón, Presidente Hayes; Tava’i, Caazapá; Paso de Patria, Maracaná, Cerrito, Humaitá y Guazú Cuá, Ñeembucú; San Antonio, Central; y Juan E. O’Leary, Alto Paraná, entre otras.

Mientras que en enero de este año, del total de 27 municipios que no presentaron la totalidad de sus documentaciones en concepto de Fonacide y royalties, se encontraban como reincidentes seis intendentes que fueron salvados en la Cámara Baja.

En abril del año pasado los diputados salvaron a las comunas de Corpus Christi y la Paloma del Espíritu Santo, Canindeyú; Quiindy y Quyquyhó, Paraguarí; Mauricio José Troche, Guairá, entre otros.

Dejá tu comentario