País

Inédita bendición aérea conmovió a fieles

 

Una bendición desde un helicóptero dio ayer a los asuncenos el arzobispo de la Arquidiócesis de la Santísima Asunción, Edmundo Valenzuela. La ceremonia se dio de esta forma en el marco de la pandemia por el coronavirus. En tanto, los sacerdotes y diáconos realizaron la procesión terrestre en cada comunidad.

El religioso pidió también por todos los trabajadores que hacen frente a la crisis a diario: El personal de blanco, policías y todas las personas que están trabajando en la actualidad.

El paro total por cuarentena fue ampliado por el Gobierno Nacional hasta el próximo 12 de abril. Esta bendición fue transmitida en vivo por las cuentas oficiales del Arzobispado capitalino en las redes sociales. La ceremonia comenzó a las 09:00 y duró alrededor de una hora, con una cantidad estimada en 5.000 reproducciones en directo.

La franja de los bañados, en la capital, y algunas ciudades como San Lorenzo, Ñemby, Luque, Limpio, Mariano Roque Alonso, Villa Elisa, Fernando de la Mora y Lambaré fueron los escenarios del acto.

“Volver a la interioridad, a la espiritualidad, volver al Dios Misericordioso. Pero, también, nos enseñan más que nunca el cuerpo del personal sanitario, médicos, enfermeros, auxiliares, que existe la solidaridad y la conciencia profesional de salvar vidas”, fue parte del mensaje de Valenzuela.

El arzobispo reflexionó ayer el Evangelio que trató sobre la resurrección de Jesús. “Sigamos hermanos, unidos en la misma barca”, sentenció el arzobispo Valenzuela.

LOS FELIGRESES.

La comunidad católica se mostró emocionada y felicitó a la iglesia local por la iniciativa a través de las redes sociales. Mientras algunos seguían la transmisión vía Facebook Live, otros aguardaron la pasada de la aeronave sobre sus viviendas.

“Yo le dije a mi hermano que cuando pasó el helicóptero, sentía algo en el corazón; era el arzobispo con Jesús Eucaristía. Bendiciendo a nuestro suelo guaraní”, comentó Sonia desde Mariano Roque Alonso.

“Que Jesús siga bendiciendo, sanando y fortaleciendo a nuestras familias”, fue el mensaje de la comunidad de Palma Loma, Luque.

La bendición desde la distancia se realizó tras el Urbe del papa Francisco el pasado viernes.

La bendición papal fue transmitida igualmente en vivo a más de 100 países del mundo, donde el Sumo Pontífice perdonó el pecado de 1.300 millones de católicos alrededor del planeta.



Dejá tu comentario