Política

Incertidumbre de Brasil produce dudas sobre acuerdo Mercosur-UE

El ministro de Economía de Uruguay, Danilo Astori, ve difícil la aprobación del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur por la "incertidumbre" de la postura del nuevo Gobierno de Brasil.

En la visión del ministro uruguayo de Economía y Finanzas, el ambiente no es alentador en estos momentos para el proceso de negociación, que se halla en etapa definitoria, del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

Explicó que hay dos tipos de dificultades, las que enfrentan al bloque sudamericano con los europeos, y las que tienen por dentro los miembros del Mercosur y los europeos también. “Por lo tanto, yo lo veo difícil, lo que no significa bajar los brazos y dejar de trabajar por este objetivo", manifestó.

La primera es la que surge del intercambio de ofertas con la propia Europa, y la segunda “somos nosotros mismos y los europeos. Nosotros hemos tenido diferencias internas en el Mercosur (...) y Europa ha tenido diferencias internas sobre el acuerdo".

El ministro ejemplificó que del lado europeo, países como Francia, Polonia e Irlanda tuvieron diferencias en cuanto al intercambio de productos agroalimenticios, punto que también causó división de posturas dentro del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

"Allí (en Europa) tienen un problema importante y nosotros también lo tenemos, sobre sectores industriales, pero también agroalimenticios, porque, por ejemplo, hace poco Brasil se lanzó con una propuesta de cuota de productos lácteos provenientes de Europa en el Mercosur absolutamente inaceptable para Uruguay".

Astori apuntó también la incierta postura de Brasil tras la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en los comicios presidenciales del pasado 28 de octubre, para ahondar el pesimismo sobre el futuro de las negociaciones con la UE.

“Si el Mercosur no pone toda su fuerza a servicio de este objetivo, va a ser muy difícil lograrlo y con un Brasil en la situación de incertidumbre en que se encuentra también está difícil esperar que haya resultados positivos rápidamente”, advirtió.

Refirió que por un lado, en Brasil hay un discurso presidencial con fuerte acento proteccionista, por otro, hay jerarcas de la economía con un pasado de convicciones liberales muy fuertes y en tercer lugar, también ha visto una actitud “de no mucho amor hacia el Mercosur”.

Unión Europea. Por su parte, la presidencia del Consejo de la Unión Europea (UE) advirtió ayer de que no rebajará “estándares” en el caso de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, pida reabrir capítulos del acuerdo de asociación que negocian el bloque comunitario y Mercosur.

“Hemos visto las elecciones en Brasil y lo que se ha dicho durante las elecciones, que nos indica que Brasil quiere renegociar y reabrir lo que ya se ha conseguido” hasta el momento, indicó la ministra austriaca de Economía, Margarete Schramböck.

En su papel al frente de la presidencia rotatoria del Consejo, “desde mi punto de vista, no vamos a ceder en nada que rebaje los estándares de Europa, tanto en agricultura como en productos industriales”, expresó.

“No sabemos nada del nuevo Gobierno de Brasil", que debe asumir el cargo el próximo 1 de enero, indicó por su parte la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, a la pregunta de si con Bolsonaro en el poder ve alejarse el acuerdo que la UE y el Mercosur negocian desde el 2000. EFE.

Dejá tu comentario