Sucesos

Imputan a 11 personas y aparecen más casos de bodas en cuarentena

Finalmente, luego de nueve días, la Fiscalía procesó a los que asistieron a un casamiento en Asunción, a fines de abril. En Luque se dio un hecho similar y también se conoció otro caso en Encarnación.

La fiebre de bodas desatada durante la cuarentena, pese a la prohibición de aglomeración de personas, pone en apuros al Ministerio Público, que es acusado de favoritismo con los poderosos e implacable con los pobres.

La comparación es entre una boda celebrada en la ciudad de Luque, en que agentes policiales llegaron hasta la casa donde se realizaba el encuentro y aprehendieron a todos los asistentes, mientras que en otra boda –tildada de chuchi–, luego de nueve días y tras fuerte presión social, finalmente ayer la Fiscalía imputó a once personas que habrían participado de la celebración, violando las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno para luchar contra el coronavirus (Covid-19).

Nota relacionada: Fiscalía imputa a pareja que se casó durante cuarentena total

En este caso, son Gabriel Esculies Arditi (38), Heidy Soledad Martínez Gamón, los novios, además de Luis Carlos Esculies Levi, Karina Esculies Arditi, Ana Lorena Martínez, Maria Casaña Portella, Martin Blumenfeld, Enrique Francisco Benza Chevra, Cavi Maria Esculies, Francisco Javier Martínez Gamón, Norma E. Romero de Bogarín, fueron procesados por violar la cuarentena sanitaria.

La imputación fue anunciada por la propia fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, quien recibió muchas críticas por el actuar del Ministerio Público. Quiñónez dispuso el cambio del investigador del caso, Óscar López Laterza, y designó a Stella Mary Cano, quien explicó que solicitó medidas alternativas a la prisión. No se trata de un hecho demasiado grave, dijo, y se evita también aglomeración de personas en los centros de detención.

Lea más: Funcionarios del Registro Civil en la mira por boda en plena cuarentena

La fiscala manifestó que existe responsabilidad de los funcionarios del Registro Civil así como de los invitados al enlace, que a su criterio no pueden argumentar desconocimiento de la ley.

Otra polémica. En el mismo día en que se realizó la boda en Asunción, el 25 de abril, en la ciudad de Encarnación también se realizó un casamiento, que indignó a gran parte de los pobladores. Los contrayentes son Tatiana Yeza y Jorge Ortellado, funcionarios del Poder Judicial, según fuentes.

Nota relacionada: Fiscalía detiene a 14 personas en flagrancia durante celebración de boda

La boda de Tati –como se la conoce entre sus íntimos– y su novio Jorge habría pasado desapercibida en tiempos normales, pero como se habría registrado en plena cuarentena sanitaria y violando claramente el decreto presidencial, levantó una polvareda de comentarios. El hecho –como el caso de Asunción– saltó a la luz luego de publicaciones en redes sociales de los que serían invitados al acontecimiento.

De acuerdo a nuestra fuente, la novia es hija del presidente de la Tercera Circunscripción Judicial de Itapúa, abogado Cristino Yeza.

Este hecho aumentó aún más la indignación de las personas, por tratarse de un influyente funcionario.

El JEM solicita informe a fiscal

El titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, Enrique Bacchetta, pidió informe al fiscal Óscar López Laterza, que estuvo encargado de la investigación preliminar de la boda llevada a cabo hace una semana en Asunción.

La intervención del JEM surge tras una publicación periodística que afirmaba que el agente del Ministerio Público reconoció que no formuló imputación antes porque recibió una orden de su superior, que sería la fiscal adjunta Lourdes Samaniego (esposa del vicepresidente Hugo Velázquez) y por falta de pruebas.

Dejá tu comentario