Sucesos

Hallan cuatro cuerpos con signos de ejecución en Presidente Franco

El macabro hallazgo se produjo ayer en un terreno baldío, y los investigadores presumen que el hecho tiene el sello del narcotráfico, aunque no se descartan otras hipótesis.

Agentes policiales hallaron cuatro cuerpos con signos de ejecución, ayer, en un predio baldío del barrio Tres Fronteras de Presidente Franco, a pocos metros del río Paraná. El macabro hallazgo guarda relación con un crimen que se perpetró en una vivienda contigua, que estaba a cargo de Miguel Ángel Caballero, alias Papalo, principal sospechoso de ser el autor junto a Gabriel Ramírez Domínguez, ambos prófugos.

Las víctimas son Edilio Fernando Villalba Oviedo (46) alias Capataz’i, Julián Samuel Duarte Rodríguez (20), también vecino del lugar, Édgar Villalba Giménez (19) y su hermana Carina Soledad Villalba Giménez (16).

Duarte Rodríguez tenía una orden de captura por tentativa de homicidio.

El cuádruple homicidio estaría vinculado al submundo del tráfico de drogas, pero se investigan varias aristas en el ámbito policial, conforme a lo revelado por el comisario Juan Benito García, subjefe de Investigación de Hechos Punibles.

La otra versión que se maneja es que el crimen se cometió por razones pasionales entre Duarte Rodríguez y Caballero, que ya habría quedado subsanado aparentemente.

Según las investigaciones, los cuatro fueron muertos en la madrugada de ayer, alrededor de las 4.00, en una vivienda contigua a los baldíos, propiedad de Norma Caballero, hermana de Papalo.

En el lugar se encontraron las ropas ensangrentadas, durante un allanamiento encabezado por la fiscala Viviana Sánchez, acompañada por agentes policiales.

Arrastrados. De acuerdo a los informes preliminares, los cuerpos fueron arrastrados a unos 50 metros de la casa y apilados en un matorral, tras el asesinato.

En el momento del hallazgo, los cuerpos tenían una rigidez cadavérica de tres horas.

La motocicleta de Villalba fue hallada, por los agentes policiales, a unos 100 metros del lugar hacia el río Paraná, en una canaleta de más de un metro de profundidad.

Fiesta. Según datos que manejan los investigadores, todos se encontraban participando presumiblemente de una fiesta en la vivienda, donde habrían estado ingiriendo bebidas alcohólicas y escuchando música a alto volumen.

“No sabemos si fueron juntados allí para la ejecución o hubo un altercado con el encargado de la casa, lo que sí presumimos es que fue Miguel Caballero uno de los autores, ya que probablemente una o dos personas más habrían participado del crimen, para trasladar los cuerpos del sitio a través de una muralla alta y luego tratar de limpiar la casa”, afirmó el comisario García.

Dejá tu comentario