Economía

Guerra de empresas pone en duda las tareas en Pilcomayo

A un año de iniciadas las obras, se desató una guerra entre las dos empresas adjudicadas: Topografía y Caminos (T&C SA) y Líneas Panchita G, que ahora son acusadas de no culminar en forma los trabajos.

En noviembre del año pasado, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) adjudicó los trabajos de canalización y limpieza del canal en el lado paraguayo del río Pilcomayo a la empresa Ingeniería de Topografía y Caminos (T&C SA), de Francisco Griño, concretamente los trabajos del lote 1, consistentes en las obras desde la embocadura hasta San Antonio.

La adjudicación fue para la riada del periodo 2017-2018 por un monto máximo de G. 22.000 millones, y desde un comienzo T&C SA subcontrató a la empresa Líneas Panchita G, con la que realizaron las tareas de limpieza.

Sin embargo, a un año de esa adjudicación, hay una guerra entre estas dos empresas –cuyo motivo es dudoso– lo que generó que las mismas se bombardeen con acusaciones mediáticas con las cuales ponen en duda la calidad de los trabajos realizados.

Primeramente, Zenón Morínigo, poblador de la zona del Pilcomayo y responsable de Líneas Panchita G, acusó a su ex aliado (T&C SA) de no culminar en forma los trabajos, pero de igual forma cobró la totalidad del contrato, incluso pretendiendo percibir un 20% más.

sin conclusión. “Los trabajos no fueron concluidos tal cual se había requerido según informes de la empresa fiscalizadora. Las exigencias del contrato establecen la remoción total de sedimentos fuera del cauce del río. Los resultados a la fecha nos indican que los trabajos fueron hechos a medias. Los sedimentos se dejaron al costado del canal elaborado, y como resultado a tan solo unas semanas de largar las aguas encontramos sectores totalmente colmados”, resaltó a ÚH Morínigo.

Continuó: “El 17 de julio, cuando ellos (T y C) abrieron el canal, se comprometieron a que una vez que pase el agua iban a sacar los sedimentos, cosa que nunca pasó porque vino el cambio de gobierno; eso es lo que más se discute”.

Mientras tanto, la empresa T y C, en un comunicado, señaló que Panchita G tuvo una actuación “bipolar” respecto del Pilcomayo. Cuando se terminaron las obras “estas eran las mejores obras en la historia del Pilcomayo” y “luego viene la segunda etapa en la que las obras según Panchita G son lo peor que se haya hecho”.

reclamo. T y C además resaltó que el cambio de Panchita G se dio cuando reclamó una millonaria suma por trabajos realizados en la embocadura, “que no fueron solicitados por el MOPC ni autorizados por la supervisión, ni por T y C contratante de Panchita G, y que además no figuraban en el proyecto”.

“T y C extrajo algo más de 1.100.000 metros cúbicos según la supervisión del MOPC y según la fiscalizadora Cialpa, pero Obras Públicas le pagará a T & C solamente por 960.000 metros cúbicos como estaba previsto en el proyecto. Si T y C no cobra por obras ejecutadas de más, mal podría pagarle a Panchita G por obras ejecutadas de más no autorizadas por el MOPC ni por T & C”, indica el comunicado de esta empresa.

Mientras tanto, pese a las publicaciones que ponen en duda la calidad de los trabajos en el Pilcomayo, el MOPC hasta ahora no aclaró si las obras se hicieron en forma. Empero, llamativamente, adjudicó nuevamente los trabajos de limpieza desde la embocadura hasta San Antonio a T y C para el periodo 2018-2019 (lote 1), pero esta vez por G. 64.657millones, el triple del costo de la adjudicación anteriormente concedida.

Embed

Dejá tu comentario