Interior

Golpe al clan Zacarías: Derriban una caseta construida en espacio público

Tenía autorización municipal, pero las dimensiones no eran correctas. Además estaba frente a otra propiedad privada. Escrachadores celebraron la decisión del intendente y acompañaron el trabajo.

En cumplimiento de la Ordenanza 02/97, que prohíbe la ocupación de veredas sin autorización de la Junta Municipal, se procedió a derribar ayer, en horas de la mañana, una estructura de hormigón armado, de unos 4 metros cuadrados, equipado con baño privado, heladera, sillones entre otros elementos, ubicado en vereda del vecino de la vivienda de la familia Zacarías, zona del kilómetro 3 y medio de Ciudad del Este

La habitación era utilizada como caseta por el personal de seguridad privada que custodia la casa del senador Javier Zacarías Irún y su esposa, la destituida intendenta Sandra McLeod de Zacarías. El procedimiento estuvo a cargo de la División de Fiscalización y fue encabezado por el propio intendente municipal Miguel Prieto Vallejos, quien ordenó la destrucción.

La tarea estuvo a cargo de una cuadrilla de obreros, para lo cual se movilizaron un camión tumba y una topadora y personal de la Policía Municipal de Tránsito.

Momentos de mucha tensión se vivieron cuando el ex director de la Policía Municipal, Carlos Florenciáñez, fue increpado por un grupo de escrachadores, que con bombas celebraron y llegaron al lugar para apoyar la decisión del intendente, hecho que unos 4 meses atrás era imposible de imaginar, debido a la que casa se encontraba permanente custodiada por una dotación de la Policía y funcionarios municipales leales a la familia Zacarías.

Fuertes fueron las discusiones que por poco no llegaron a los puños entre Florenciáñez y los escrachadores Elvio Barua y Arturo Páez, quienes exigieron al ex funcionario municipal y leal a la familia Zacarías a que retire su vehículo que no permitía que al tractor pueda derribar la habitación.

INCORRECTO. El asesor jurídico de la Municipalidad de Ciudad del Este, abogado Ricardo Romero Fatecha, explicó que es correcto lo manifestado por los representantes legales de la familia Zacarías, al señalar que tenían una autorización.

“Tienen permiso, el problema es que la resolución de la Junta Municipal que tienen dice que la caseta debe estar frente a la casa del senador Javier Zacarías y esta estructura está en la vereda de la casa de al lado. Además las dimensiones no son las correctas. Estamos ante una habitación con baño privado construida en la vereda y no una simple caseta de seguridad”, explicó el profesional.

Dijo que los aludidos incumplieron lo que la Junta autorizó. “Acá lo que hicimos es derribar una construcción que estaba en la vereda. Esto se va a recuperar y se va a hermosear. No sé qué ellos pueden alegar. Pero respetando la investidura de senador, el intendente de su recurso personal compró una caseta de que se le instaló ahora frente a su casa”.

Insistió que en el lugar se va a convertir en un lindo jardín, con espacio suficiente donde la gente pueda caminar normalmente por la vereda

CASETA NUEVA. Por su parte, el intendente Miguel Prieto negó que se trate de una persecución contra la familia Zacarías. Aseguro que los afectados fueron notificados en dos ocasiones, dándoles suficiente tiempo para que ellos mismos derriben la construcción ilegal. “No se discute la autorización que tiene para la construcción de una garita, pero no para la construcción de una casa que ocupa toda la vereda. Existen reglas de convivencia que se deben respetar y ordenanzas que respetar. En reemplazo compramos uno que cumple las exigencias legales. Hablamos de una garita normal de 1 metro 20 por 1 metro 20. Esto era más grande que la casa de mucha gente. Esto no es nada personal, pero estamos en un estado de derecho y las leyes tienen que respetarse”.

Dejá tu comentario