Interior

Frío con espectáculo en el Paraná y pérdidas de cultivos en el campo

ITAPÚA. Las heladas se suman a las que se registraron el 25 de mayo en la zona. ÑEEMBUCÚ. Las gélidas temperaturas dejarán secuelas en la producción agrícola.

El descenso de la temperatura a menos un grado produjo un espectáculo único en el cauce del río Paraná, que envolvió con su vapor al Puente Internacional de la Amistad y unos metros más al norte la Isla del Acaray o Isla de las Serpientes. Mientras que en el campo, la helada caída ayer ya produjo sus primeras consecuencias en la agricultura extensiva y la familiar, con la destrucción de las plantaciones.

Para hoy se pronostican a nivel país de nuevo heladas, luego fresco. La temperatura oscilaría entre 0 y 16 grados.

El fenómeno climático se repite con cada helada en el lecho de los ríos Paraná y Acaray, además de los lagos conformados por las represas de ambos ríos y el Lago de la República, lo que produce la admiración de las personas que frecuentan temprano el sector. Sin embargo, no todo fue espectáculo con la caída de helada en el Alto Paraná, ya que el campo sufrió su efecto inmediato con la destrucción de una buena parte de los cultivos extensivos, como el maíz y el girasol, y la pastura de la ganadería, así como los productos frutihortícolas de los agricultores hortigranjeros.

“Todo lo que no estaba bajo invernadero se destruyó”, afirmó el hortigranjero Teodoro Galeano, de la comunidad El Triunfo de Minga Guazú. EM

EN ITAPÚA

Las fuertes heladas de la temporada de frío que se produjeron ayer en Colonias Unidas, Itapúa, dañaron seriamente a rubros de huerta y pequeñas fincas, como hortalizas, verduras y rubros menores que tienen vigencia en esta época del año. Sin embargo, para el trigo en pleno desarrollo vegetativo el fenómeno natural es favorable, debido a que liquida plagas que atacan las parcelas en crecimiento. No obstante, podría presentarse daño en áreas de siembra donde los trigales ya están en momento de formación de espigas, aunque serían en cantidades no importantes porque la mayoría de las parcelas están aún sin llegar a época de espigazón, en la región.

“Estas heladas favorecen a parcelas de trigo que están en pleno desarrollo biológico porque matan a plagas que normalmente atacan al cereal en esta primera etapa de su crecimiento, pero también podrían afectar negativamente a algunas parcelas que ya llegaron a la etapa de formación de granos, etapa a la que pocas parcelas llegaron hasta el momento”, dijo Alfonso Guerreros, técnico agrícola de la zona. Señaló que si caen más heladas en los próximos días también traerán más beneficios a los cultivos en crecimiento. N.M.

EN ÑEEMBUCÚ

La ola de frío polar se hizo sentir ayer con temperaturas extremadamente bajas. Esto obligó a la población a extremar recursos para protegerse del frío. Las gélidas temperaturas dejarán sus secuelas en la agricultura, indicaron los productores. La temperatura mínima fue muy baja y una sensación térmica de cero, por efecto del viento sur, según informes de Meteorología. Se anuncia que continuarán los días fríos con las bajas temperaturas. Las pasturas implantadas, los cultivos de batata, caña dulce y las praderas serán afectadas.

Mientras que la Municipalidad de Pilar y la SEN, ante las bajas temperaturas que se registran, activaron el Operativo Invierno, para dar protección a aquellas personas que se encontraban muy vulnerables. Se acondicionaron sitios para dar ayuda a las personas que se encontraban muy expuestas a las bajas temperaturas reinantes. J.J.B.



Dejá tu comentario