País

Felippo ostenta rango de ministro y para abogados “es inconstitucional”

La Carta Magna dice que para ser ministro hay que nacer en Paraguay. Eduardo Felippo, de origen argentino, se naturalizó a los 18 años. En la Presidencia señalan que el empresario es solo asesor.

Cuatro abogados constitucionalistas coincidieron en afirmar que la reciente designación de Eduardo Felippo al frente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) “es inconstitucional”.

La Constitución Nacional establece “de manera taxativa” –dicen– que para ser ministro “se requiere la nacionalidad paraguaya natural” y Felippo, de origen argentino, es “paraguayo naturalizado”.

Por lo que, a criterio de los profesionales del Derecho, su nombramiento como presidente del Conacyt, que tiene rango de Ministro del Poder Ejecutivo, debe ser revocado por el presidente Mario Abdo Benítez, al transgredir lo establecido en los artículos 221 y 241 de la Carta Magna. Eso es lo que compartieron los abogados Carlos Mateo Balmelli, Jorge Rolón Luna; el ex senador colorado, Hugo Estigarribia, y Eusebio Ramón Ayala, actual senador liberal.

“La ley es taxativa y tiene que cumplirse, más allá de mi interpretación y mi deseo. Se tiene que acatar la Constitución, nos guste o no”, afirmó Balmelli al subrayar que la designación de Felippo es “una decisión política que exceptúa la aplicación de la ley. Eso es incorrecto, antijurídico e inconstitucional”, expuso.

Rolón Luna va un poco más allá: “Esto es causal de juicio político: no puede un presidente no manejar esa información, bajo ningún punto de vista”, interpuso.

Para Estigarribia, correspondería que se presente una acción de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para anular dicha decisión. Sin embargo, terció que se trata de una designación vigente por decreto del Poder Ejecutivo.

ASESOR. Mónica Seifart, asesora jurídica de Abdo Benítez, dejó entrever en un principio que no tuvieron en cuenta dicha disposición constitucional para ese nombramiento.

Explicó que se tuvo en cuenta el legajo y la terna provenientes del ente rector y que hace referencia a que Filippo es ciudadano paraguayo y allí no se especifica su lugar de nacimiento. “Acá el derecho de sangre, ni el derecho de suelo no está por encima de otros derechos. El hombre es paraguayo y si no debe ser electo, fue una terna que viene del Consejo del Conacyt. ¿Qué tiene que ver que sea naturalizado o no? ya es paraguayo”, tiró. Luego, por WhatsApp, la abogada lanzó que “se le otorga por decreto el rango, ya que no es ministro”.

Esto es, en virtud a que, el titular del Conacyt funge de asesor de la Presidencia en el área de ciencia, tecnología, innovación y calidad. “Como tal, se hallará equiparado al rango de Ministro del Poder Ejecutivo, en materia de derechos, obligaciones y responsabilidades”, dice el artículo 12 de la Ley Nº 1028/1997, modificado por el Artículo 1º de la Ley Nº 2279/2003.

Felippo, en tono ofuscado, manifestó: “De todos modos que me echen, no hay problema”. Su abogado –dijo– le indicó que lo único que él no puede ser es presidente de la República. “¿Al presidente de la República no le asesoran la gente para firmar un decreto que no corresponde?”, cuestionó la aparente irregularidad de su designación.

Embed

Opiniones

“La política no puede exceptuar las leyes”
“La aplicación de la Constitución y las leyes no puede ser exceptuada. Y esta es una decisión política que exceptúa la aplicación de la ley. Eso es incorrecto, es antijurídico e inconstitucional. Para el legislador paraguayo el sentido de nación es más importante que el de ciudadanía; eso está obsoleto, pero es la ley y hay que cumplirla para Felippo, para Mario Abdo, para Carlos Mateo y para vos”. Carlos Mateo Balmelli, abogado.

“Hasta sería causal de juicio político”
“Corresponde el relevo inmediato. Primero la renuncia porque Felippo tiene la obligación de conocer la norma jurídica. Si el presidente no sabía es también grave porque, evidentemente, no tiene a su alrededor gente que le haya advertido sobre esto. Hasta sería causal de juicio político porque hacer un nombramiento inconstitucional es mal desempeño: No puede un presidente no manejar esa información”. Jorge Rolón Luna, abogado.

“El presidente podría rectificar su error”
“El presidente podría rectificar su error si se revisan las documentaciones del señor Felippo. La Constitución es demasiado clara, si tiene la incompatibilidad de nacionalidad natural no hay mucho que discutir”, afirmó el abogado constitucionalista, Hugo Estigarribia. A su juicio, se puede presentar una acción de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia para anular la decisión. Hugo Estigarribia, ex senador

“Todas mis empresas están en Paraguay”
“Mis padres no son paraguayos, eran argentinos, vinieron cuando yo tenía cuatro años. Tengo cinco hijos paraguayos, ocho nietos paraguayos, todas mis empresas están en Paraguay. Me nacionalicé al cumplir los 18 años al tener uso de razón, tuve que recitar el Himno, cosa que muchos paraguayos nacidos acá no conocen, tuve que hablar de la Constitución y ahí recién autorizaron a nacionalizarme”. Eduardo Felippo, titular del Conacyt.

“No pudo haber sido nominado”
El senador Eusebio Ramón Ayala señaló que si Eduardo Felippo no es paraguayo natural, su cargo es incompatible con lo que señala la Constitución.
Dijo que si se constata que el titular de Conacyt es de otra nacionalidad “no tuvo ni siquiera que ser nominado”.
Cabe recordar que los ministros tienen las mismas incompatibilidades que se establecen para los diputados. Eusebio R. Ayala, senador del PLRA.

“Rechazamos a Felippo en Conacyt”
“Es resultado del irrefrenable deterioro de un gobierno que absolutamente carece de claridad sobre nuestra realidad y sus perspectivas se manifiestan en un nuevo episodio, con la decisión que toma para el nombramiento de quien debe dirigir el Conacyt”, dice el comunicado del Frente Guasu, a cargo del senador Carlos Filizzola. Ratifican que la institución debe ser manejada por idóneos. Carlos Filizzola, senador del FG.

Dejá tu comentario