País

Especialista advierte que no es normal que niños ronquen

 

Los ronquidos en los niños, a diferencia de los adultos, no son normales. Algo está ocurriendo en la vía aérea que se va cerrando. Así lo afirma el neumólogo, especialista en trastornos respiratorios del sueño, Luis Montaner. Recomienda a los padres vigilar a los hijos pequeños cuando estén durmiendo de manera profunda y en caso de presentar ciertas señales de alarma y acudir de inmediato al pediatra para iniciar evaluaciones.

Embed

“Si tiene entre tres a ocho años y ronca, algo está pasando”, comentó el doctor. Detalló que los trastornos respiratorios del sueño en niños constituyen un conjunto de alteraciones de la respiración relacionadas con un aumento de la resistencia en la vía aérea, entre las que se encuentran el ronquido primario, el Síndrome de Resistencia Aumentada de la vía aérea superior (Sravas) y el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS).

Sobre este último, comentó que es un caso frecuente. “En el SAOS existe un cierre completo de la vía aérea superior que dura segundos, seguida de caída en la oxigenación y finalizando con un microdespertar. Esto se repite centenares de veces en la noche”.

Síntomas. Ronquidos, pausas en la respiración o dificultad, orina durante el sueño, sudoración, despertares frecuentes, sequedad bucal son los síntomas nocturnos. Durante el día, las señales de alarma se dan cuando existe: bajo rendimiento escolar, conducta agresiva, hiperactividad y déficit de atención. También somnolencia diurna excesiva y cefalea matutina. “Los niños con SAOS pueden exhibir complicaciones graves como hipertensión pulmonar y cor pulmonale, trastornos de crecimiento y desarrollo e hipertensión arterial sistémica, con insuficiencia cardiaca secundaria”, desglosó el neumólogo.

Hipertrofia de amígdalas y adenoides son los factores más importantes, según Montaner. La obesidad infantil también puede ser otro determinante. Por último, ciertas malformaciones cráneofaciales también son predisponentes de la Apnea Obstructiva del Sueño.

En cuanto al tratamiento médico, señaló que en los dos primeros casos citados deben ser intervenido quirúrgicamente. “Si es por obesidad se debe controlar dicho factor y en el caso de malformaciones cráneofaciales, por diferentes patologías de base, deberá utilizarse Presión Positiva Continua (CPAP) en vía aérea superior durante el sueño”.

Dejá tu comentario