Mundo

Escándalo en Oxfam pone en riesgo ayudas humanitarias

La directora adjunta de la oenegé Oxfam, Penny Lawrence, renunció este lunes tras asumir la “entera responsabilidad” por el escándalo desatado después de conocerse que dirigentes de esa organización recurrieron a los servicios de prostitutas en Haití.

Dicho escándalo pone en riesgo los fondos para caridad provenientes de gobiernos europeos y administrados por la oenegé.

Tras señalar su tristeza y vergüenza por la conducta de empleados en Chad y Haití incluyendo la relación con prostitutas, Lawrence anunció su renuncia y dijo asumir la entera responsabilidad.

Lawrence explicó que los comportamientos inapropiados del director (de la oenegé) en Chad y su equipo ya habían sido señalados antes de ir a Haití. "No respondimos de forma adecuada", reconoció.

Según el diario The Times, después del terremoto de 2010 que devastó Haití, grupos de jóvenes prostitutas fueron invitadas a casas pagadas por esta organización en la isla. Una fuente citada por este medio aseguró que vio imágenes de una orgía en la que las trabajadoras sexuales tenían camisetas de Oxfam.

El periódico volvió al caso este lunes, estimando que la oenegé ignoró las advertencias y nombró a su responsable en Haití, el belga Roland van Hauwermeiren, a pesar de las preocupaciones (suscitadas) por su comportamiento hacia las mujeres durante su trabajo en Chad.

Importantes directivos fueron citados a una reunión con la ministra de ayuda británica, Penny Mordaunt, durante la cual se esperaba que exija un reporte completo de los hechos, que ponen en peligro los 44 millones de dólares que recibe Oxfam como aporte del Gobierno.

El escándalo ha escalado rápidamente a una crisis generalizada en el sector de grupos de asistencia humanitaria de Reino Unido, luego de que críticos en el gobernante Partido Conservador afirmaron que el Gobierno debería reducir sus aportes a estas organizaciones para dar prioridad a asuntos domésticos.

La Comisión Europea expresó su disposición a revisar su colaboración con Oxfam e incluso cortar su financiación.


Defensa
Oxfam, una confederación de organizaciones humanitarias con base en Reino Unido, afirmó que inició inmediatamente, en 2011, una investigación interna. Cuatro trabajadores fueron despedidos y otros tres dimitieron antes del final de la investigación, aseguró la oenegé, entre ellos, Van Hauwermeiren.


Dejá tu comentario