Nacionales

Entre memes y sospechas de corrupción: La incidentada carrera de Portillo en el Congreso

Carlos Portillo deja la Cámara de Diputados con sendos antecedentes, antes de lograr completar su segundo periodo legislativo.

El diputado Carlos Portillo perdió este miércoles su investidura y se convierte en el noveno parlamentario en salir del Congreso Nacional antes de culminar su periodo legislativo. El liberal saliente siempre estuvo en la mira de la ciudadanía, ya sea por sus desafortunadas intervenciones o por denuncias de cobro indebido de viáticos y tráficos de influencias.

Portillo llegó a la Cámara de Diputados en el 2013, legislador por el Departamento de Alto Paraná, pero cobró notoriedad desde el 2014 por su particular forma de expresarse y sus errores ortográficos en proyectos de leyes, especialmente cuando en una entrevista con la prensa intentó explicar que el "cras" (en referencia al crack) es un "estupefaciento" (estupefaciente) "derivado de la marihuana" (cuando en realidad lo es de la cocaína).

Nota relacionada: Las situaciones que nos dieron vergüenza en 2014

Aquella fama incluso lo llevó a bailar la pista del popular programa Baila Conmigo Paraguay, emitido por Telefuturo en aquel entonces, incluso una admiradora bautizada a sí misma como "La Chica Cras", le dedicó una cumbia.

Embed

Inventó títulos

Pero su salto a la polémica fue a consecuencia de una discusión con un usuario de Facebook en la que el legislador afirmaba tener "siete título".

El legislador de 46 años, a pesar alardear de su preparación y de sus múltiples estudios universitarios, no hacía honor a sus logros ya que demostraba carecer de dicción y sus escritos se caracterizaban por gruesas faltas ortográficas y de concordancia.

También puede leer: Carlos Portillo ya falseó documentos e inventó viaje para obtener viático

Al poco tiempo de estar en el blanco de las críticas se descubrió que Portillo, de los siete títulos que dijo tener, solo se graduó de abogado e hizo un posgrado en Didáctica Universitaria. Varias universidades que supuestamente habían otorgado los certificados desmintieron que el legislador haya cursado dichas carreras.

Esta situación, incluso obligo a la Cámara de Diputados a borrar el currículum que figuraba en la página y en la que se mencionaba que el mismo tenía licenciaturas de Ciencias Políticas y de Escribanía y Notariado.

Cobro de viáticos sin viajar

El escrache ciudadano hacia el diputado creció luego de que se conociera de una polémico viaje a la ciudad de Las Vegas (Estados Unidos) que no se concretó. Portillo había sido beneficiado con un viaje de misión parlamentaria, pero luego tuvo que reconocer que no fue al mismo, pese a que recibió los beneficios de pasaje pagado por la cámara y el respectivo viático.

Lea también: La mala fama del diputado Portillo ya cruzó las fronteras

El viaje al que fue encomendado era para un curso de Gestión Financiera y Presupuesto Público. Al ser descubierto, tuvo que reembolsar a la Cámara la suma de G. 30 millones en forma directa. Posteriormente su partido estableció la sanción de seis meses de suspensión.

El diputado liberal fue víctima de burlas de todo tipo luego de participar de un programa televisivo conducido por Pelusa Rubín en la que mencionó que estudiaba inglés en un conocido instituto de enseñanza. "What's your name?" (¿Cuál es tu nombre?) fue la pregunta que le hizo la conductora, a lo que Portillo rápidamente y muy seguro respondió "My name is Charlie" (Mi nombre es Charlie).

El problema se presentó cuando intentó contar en inglés hasta diez. Además de olvidarse de "five" (cinco), la pronunciación dejó mucho que desear. Como parte de la burla en las redes sociales, apareció una canción editada del rapero estadounidense Eminen, con la voz del legislador y su conteo en inglés.

Embed

Carlos Portillo siguió siendo noticia cuando anunció que querellaría al grupo humorística Ab Ovo por utilizar su nombre y su caso de los siete títulos en una parodia de la canción La Chuchi . El diputado aclaró luego a una emisora radial que hubo una mala interpretación de sus dichos y que anhelaba actuar con la mencionada agrupación para ser un "cósmico" (sic).

Procesado por tráfico de influencias

En el 2018, el parlamentario fue acusado por el Ministerio Público por el hecho punible de tráfico de influencia, salpicado por el caso de los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

En una de las conversaciones se escucha al diputado decir que dos camaristas ya habrían firmado una resolución favorable en un caso de la contadora Auda Fleitas, quien enfrentaba una causa por producción de documentos no auténticos y estafa, Además, le pedía la supuesta la suma de USD 3.000 para ayudarla.

Portillo admitió que habló con la mujer, pero negó que sea un tráfico de influencia. En el 2019 mediante un pacto azulgrana se salvó de la expulsión.

Expulsión

A casi seis años de entrar al Congreso Nacional, el diputado fue expulsado este miércoles tras la aparición de nuevos audios filtrados en que exige que "se jueguen más" por él para poder conseguir los nombramientos y a partir de eso detalló qué condiciones le impusieron.

En esa misma conversación, salpica al presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR), argumentando que todos los nombramientos los reserva para el bloque del movimiento Honor Colorado.

Lea más en: Carlos Portillo es expulsado de la Cámara de Diputados tras polémicos audios

En otro audio pide datos acerca de un expediente judicial para presuntamente influir en una causa.

En menos de ocho años, Calos Portillo pasó del escrache a la burla, para luego ser visto con mezcla de compasión y simpatía por un buen número de gente, luego de memorables intervenciones en medios televisivos.

Portillo es el noveno legislador en salir de su banca antes de culminar su periodo legislativo, y el segundo de la Cámara Baja después de José María Ibáñez, quien renunció por la presión ciudadana a causa del caso conocido como caseros de oro.

En el Senado ya fueron expulsados Óscar González Daher, Víctor Bogado, Dionisio Amarilla, Paraguayo Cubas y María Eugenia Bajac. A esta lista se suman el oviedista Jorge Oviedo Matto y la colorada Mirta Gusinky, quienes renunciaron a sus cargos.

Dejá tu comentario