Opinión

El zurdo

Brigitte Colmán – @lakolman

En el Twitter anunciaron la llegada de un sujeto. Decían que el person en cuestión era, poco menos que el Anticristo; y que traía en sus alforjas las siete plagas de Egipto.

Aquello fue un ¡Cháke viene el Lobo!, en toda regla.

De acuerdo con el anuncio, el visitante no solo es chileno sino que además, zurdo. Zurdo de ideas, se entiende; y dizque viene a enseñar (a los zurdos nativos?) a hacer esas cosas que están haciendo en Chile. Y cuando digo “hacer esas cosas que están haciendo en Chile”, no me refiero a elaborar buen vino precisamente.

Otro de los tuiteros dijo que el chileno venía dispuesto a “armar lío” (Vaaamooooss na…. Que hasta el papa Francisco ko le pidió a los jóvenes que hagan lío!). El opinólogo en medio de su entusiasmo llegó incluso a sugerir que el chileno sea denunciado y expulsado.

Bueno, primero lo primero: uno puede ser muchas cosas en la vida, pero si sos pyragué no hay caso, de eso ya no se vuelve; como tampoco hay vuelta posible de aquella aberración de creer que las ideas diferentes de las tuyas se combaten con picana eléctrica, balines de goma, chorros de agua y censura. Si eso es lo que te pasa, es oficial, lo tuyo no es la tolerancia y el disenso. Es otra cosa y es muy feo.

Agítese antes de usar. Con el inútil esfuerzo de elevar el nivel de esta columna estuve investigando por ahí; y la Wikipedia nos trae la explicación siguiente.

“Un agitador es un instrumento usado en los laboratorios de química que consiste en una varilla, regularmente de vidrio, que sirve para mezclar o revolver por medio de la agitación de algunas sustancias.

Existen diferentes tipos de agitadores dependiendo de la aplicación pueden ser con parrilla o simples, y de diferentes velocidades”.

Desconozco todo sobre el zurdo chileno que nos visita, y tampoco sé cuántas velocidades tiene, esa info les debo para la próxima, aunque es probable que nuestro pyraweb ya lo sabe.

Sin embargo espero que el person en cuestión tenga en cuenta que somos una isla rodeada de tierra y un cementerio de teorías políticas. Y si vino con ganas de armar lío, va a necesitar muchísima suerte, el pobre no sabe todavía en qué berenjenal se ha ido a meter.

Sin ir demasiado lejos te puedo explicar. Última Hora publicó el domingo un excelente reportaje con el siguiente título “Seguirá tortura por cortes de agua y luz por poca inversión”. Ahora poné esa información en el contexto de un verano húmedo con 39 grados, a las 10 de la noche, con cortes de luz sin agua pero con mosquitos.

Por menos que eso muchos gobiernos se han ido. Sin embargo, aquí seguimos los descendientes del Mariscal López, sufriendo estoicamente, y a nadie se le ocurre salir a hacer cacerolazos.

Pero no sufrimos solo el calor, la humedad, el dengue, la falta de copas internacionales de Cerro Porteño, sino sobre todo padecemos una horripilante clase política, que es mala gente, egoísta, egocéntrica, inútil. Esa clase política es culpable de la corrupción que no permite que en este país se hagan bien las cosas. Cada gobierno que sube nos viene con la misma milonga: no hay plata para invertir y la culpa es del gobierno anterior. Entonces seguimos sufriendo los cortes de luz y agua, y languidecemos por el calor, porque un político angurriento no quiere que vivamos mejor. Nos plagueamos un rato en Twitter y Facebook y después les volvemos a votar a los que nos roban el sueño.

Al Paraguay pueden venir Lenin, Guevara, Zapata, la dupla “castrochavista”, Mao, Rosa Luxemburgo e incluso Evo que ahora anda desempleado, y no van a poder hacer nada.

Así que desde esta columna le damos la bienvenida al zurdo chileno, sea quien fuera es el person. Total que no le veo capaz de hacernos más daño del que nos vienen haciendo los colorados desde hace 80 años.

Dejá tu comentario