Interior

El temporal que azotó el interior dejó como saldo una niña muerta

Se trata de una menor de 5 años quien perdió la vida literalmente aplastada por un enorme árbol que cayó encima de la precaria vivienda donde se estaba resguardando del fuerte temporal.

El fuerte temporal con granizada y ráfagas de vientos con más de 90 kilómetros por hora que azoto el gran parte del Departamento de Itapúa en la jornada del martes, dejó como saldo además de los cuantiosos daños, una víctima fatal. Se trata de una menor de 5 años quien perdió la vida literalmente aplastada por un enorme árbol que cayó encima de la precaria casa donde se estaba resguardando del fuerte temporal.

El lamentable suceso se registró en la Comunidad Indígena Ka’aguy Porã de la Colonia Tirol, distrito de Carlos Antonio López, Departamento de Itapúa. Según el reporte policial de la comisaría jurisdiccional, en el momento de la caída del enorme árbol la ahora fallecida se encontraba junto a una hermanita de 3 años y una persona mayor identificado como Odilio Mendoza, quien sería el padre de las niñas. La trágica caída del árbol se registró cerca del mediodía del martes, momento en que precipitaba el temporal con fuertes ráfagas de vientos y granizada. El fenómeno climático afectó varias comunidades del séptimo departamento como Itapúa Poty, Fram, Pirapó, Tomas Romero Pereira, Capitán Miranda y Trinidad entre otros, donde dejó cuantiosos daños materiales en viviendas, estructuras edilicias, cultivos, tendido eléctrico como también árboles caídos.

en Alto Paraná. Fue breve, pero lo suficientemente fuerte la tormenta acompañado de fuertes ráfagas de vientos que causó estragos y destrozos a su paso, echando árboles y destechando viviendas en la ciudad de Presidente Franco. El hecho se registró el martes cerca del mediodía, si bien hubo reportes en otros puntos del departamento, el epicentro del fenómeno climático fue este distrito.

Ayer se realizó el trabajo de relevamiento de datos por parte del Comité de Emergencia Departamental, la Comuna local y la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN). Al menos unas 200 viviendas fueron parcial y en otros casos totalmente destechadas. Para cubrir la demanda se necesitaría entre 1.500 a 2.000 chapas.

El barrio más afectado es Santa Clara, seguido de los barrios Caacupemí, Tres Fronteras, Padre Damián, los asentamientos Belén y María Auxiliadora y comunidades ubicados en los kilómetros 7, 8 y 9 Monday. La SEN ya amaneció ayer con un camión de 1.000 chapas y empezó el trabajo de distribución. El Comité de Emergencia departamental entrego 300 chapas, asistiendo a 90 familias en María Auxiliadora.

“Fueron unos 5 minutos, pero suficiente para llevar todo el techo de mi cocina y el techo de la parte frontal de la casa. Yo necesito por lo menos 20 chapas como mínimo para salvar la situación. Mi techo es de fibrocemento y se partió en pedacitos”, relata Ramona Brítez, vecina del barrio Padre Damián. “Gracias a Dios a mí no me afecto, pero todas las casas de mi alrededor fueron destechadas. La casa de mi hijo quedó bajo agua, dos piezas lo que totalmente quedó destechado, por suerte a mí casa no le golpeo el fuerte viento”, añade Andresa Cano.

“En la Gobernación teníamos chapas en el depósito, también llamé al ministro de la SEN y automáticamente me liberó 1.000 chapas, muy temprano comenzaron el trabajo de asistencia, ahora estamos más preparados para hacer frente a este tipo de catástrofe”, dijo Roberto González Vaesken, gobernador del Alto Paraná.

Dejá tu comentario