Política

El Senado se convirtió en un ring de ataque y defensa al presidente

 

Los senadores del oficialismo y de la oposición se embarcaron ayer en un debate libre que duró tres horas.

El foco de la discusión fue el acta bilateral y el juicio político a Mario Abdo Benítez y Hugo Velázquez, que quedó cajoneado en Diputados por la falta de números.

Intervinieron varios parlamentarios, menos los cartistas, que hicieron el papel de simples espectadores.

En la oposición insistieron en que existen causales para el juicio político, mientras que el oficialismo da su respaldo incondicional a Marito.

El luguista Sixto Pereira ratificó que Horacio Cartes tiene la llave de la jaula en la que está encerrado el mandatario, citando que la frase fue acotada por Blas Lanzoni, y confirmada por Pedro Alliana, titular de la Cámara Baja.

Sostuvo que el líder de Honor Colorado es el autor articulador y que el sector de Añetete, y, específicamente, Abdo “es un títere”.

Consideró que la discusión era un disparate, porque son otros los que dirigen la defensa de los grandes negocios.

Hizo un llamado a la ciudadanía, las organizaciones políticas y sociales para utilizar el artículo 138 de la Constitución Nacional sobre el derecho a la rebelión.

Sostuvo que si las instituciones no funcionan, “la ciudadanía tiene la obligación constitucional de defender eso. Péa la hembýva (eso lo que resta), el derecho desde la calle, la barricada, la trinchera, para rectificar el rumbo entreguista”, sentenció Pereira.

El abdista Juan Carlos Galaverna remarcó que el juicio político está en manos de los diputados, y que la oposición utiliza como flanco que Mario Abdo está enjaulado y que Cartes tiene la llave.

“Por qué tendríamos vergüenza de estar aliados a Cartes, si juntos ganamos las elecciones”, manifestó.

“La oposición está tratando de juntar los votos para el juicio político, y nosotros para que no lleguen”, admitió.

Alegó que se busca recuperar la gobernabilidad, que está golpeada. Manifestó su confianza hacia Abdo.

Lanzoni reclamó que no vio ninguna pizca de arrepentimiento por parte del mayor responsable, citando al presidente de la República.

Otro abdista, Enrique Bacchetta, culpó a los técnicos por la situación que se está dando “porque no se pusieron de acuerdo”. Alegó que Marito actuó de buena fe.

El liberal efrainista Víctor Ríos ironizó diciendo que Abdo personalmente fue a Cúcuta para pedir la renuncia de Nicolás Maduro, de Venezuela; a la CIDH, por el caso de Juan Arrom y Anuncio Martí, “y justo el tema de Itaipú dejó para Joselo (Rodríguez)”.

Dejá tu comentario