Sucesos

El pequeño Lucas dejaría hoy el hospital

 

En la fecha sería dado de alta el pequeño Lucas Riquelme, niño que había recibido tres disparos de arma de fuego durante una persecución policial, el sábado pasado.

Ayer dejó la cama y dio algunos pasos en el Hospital de Trauma, para felicidad de sus padres y los médicos que le vienen tratando.

El pequeño había ingresado al centro asistencial en la noche del sábado con un shock hemorrágico importante tras recibir tres impactos de bala, por lo que fue sometido a una serie de tratamientos y a una intervención quirúrgica para parar el sangrado.

Su salud, que en principio estuvo muy comprometida, dependía de su evolución en las últimas 72 horas.

El pequeño fue herido por dos balas en la zona lumbar y tuvo otra de refilón en la ingle derecha el pasado sábado por agentes policiales que iniciaron una persecución al vehículo donde viajaba con sus padres y su hermana de 3 meses de vida en San Lorenzo.

La persecución se dio porque el padre, al ver la barrera, como a 50 metros, decidió retomar, para evitarla porque no portaba los documentos del auto.

Por el hecho fueron imputados los agentes de la Policía Nacional Juan Amarilla, con 10 años de servicio, y el suboficial Derlis Sanabria, con dos años.

La imputación es por tentativa de homicidio, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de sus funciones.

Ambos fueron recluidos en la Agrupación Especializada.

Dejá tu comentario