Política

El patrimonio de Nicanor se disparó en cargos públicos

Los primeros datos que emitió la Contraloría General de la República confirma el enorme crecimiento económico de ex presidentes de la República, así como de legisladores y otras autoridades públicas.

Muchos lo recuerdan en sus días de humilde periodista, pero la realidad es que el caso de Nicanor Duarte Frutos es el mejor ejemplo de una carrera política en la función pública con resultados lucrativos. La revelación de las declaraciones juradas de bienes de la Contraloría General de la República (CGR) reveló que el patrimonio del ex presidente creció un total de G. 7.016.525.122 de 1999 al 2016.

Nicanor inició su carrera en la función pública como ministro de Educación en el año 1999, época en que declaró tener un patrimonio neto de G. 773.000.000. Dejó el cargo en el año 2001, declarando un patrimonio de G. 898.000.000.

Posteriormente, fue electo presidente de la República en el 2003, cuando ya declaró un incremento de su patrimonio a G. 1.586.000.000, más del doble de lo declarado en el 99. En el año 2006, su patrimonio volvió a crecer a G. 1.851.400.000, y a su salida en el 2008 declaró la suma de G. 2.729.263.201.

Esto implica que durante su mandato como presidente de la República, Nicanor aumentó su patrimonio en un monto total de G. 1.143.263.201, casi el doble de lo que tenía cuando entró.

Ganadero. Tras dejar la presidencia, Duarte Frutos se dedicó a la actividad privada, específicamente a la ganadería, según se desprende de su declaración jurada del año 2016, cuando vuelve a la función pública para ser embajador paraguayo ante la Argentina. En ese momento, ingresa con un patrimonio de G. 7.789.525.122 en el 2016.

El documento publicado ayer indica que ese año declaró poseer siete cuentas bancarias, de las cuales tres correspondían a bancos en Argentina. También declaró un total de 19 inmuebles (uno en Buenos Aires valuado en G. 1.055.560.000), cuatro de ellos dedicados a la ganadería, y cuatro vehículos.

El ex mandatario dejó ese mismo año el cargo, pero volvió en el 2018 con Mario Abdo Benítez para ejercer el cargo de director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) para ganar G. 94.888.260, sumando sueldo y bonificaciones.

Ex presidentes. NDF no es el único ex mandatario que aumentó considerablemente su patrimonio, las publicaciones de la Contraloría también revelaron las fortunas de otros ex presidentes, como el caso de Juan Carlos Wasmosy, cuya declaración jurada señala un patrimonio neto de G. 22.295.294.162 en 1998, año en que dejó el cargo.

A Wasmosy le sucedió Raúl Cubas Grau, quien estuvo apenas meses en el poder y luego ya fue reemplazado en el año 1999, tras el marzo paraguayo, por Luis Ángel González Macchi, quien declaró un patrimonio de G. 4.067.000.000 en el 2008 y G. 4.855.911.601 a su salida en el 2013.

El ex obispo Fernando Lugo también aumentó su patrimonio durante su mandato entre los años 2008 y 2012, así como también lo hizo su sucesor Federico Franco, quien completó su mandato tras el juicio político del 2012 (ver pág.7).


Embed

Dejá tu comentario