Economía

El MIC denuncia desaparición de azúcar que era evidencia

El Viceministerio de Comercio, bajo patrocinio del abogado Juan Vicente Talavera, presentó “una denuncia grave de desaparición parcial de azúcar sujeta a investigación de contrabando”, ante el juez de la unidad Anticontrabando, Humberto Otazú. Se trata del caso de las 1.969 toneladas que habían sido incautadas y lacradas en depósitos del ingenio Inpasa SA, de Nueva Esperanza, Canindeyú.

Esta acción abre otro capítulo más al enredado proceso que afecta al citado ingenio, investigado como parte de una estructura que supuestamente ingresa azúcar ilegal desde el Brasil para su comercialización como producto nacional.

En conversación con ÚH, el doctor Talavera dijo ayer que se debe partir del hecho de que la cantidad original del azúcar en cuestión que fue detectada en los depósitos de Inpasa era de 1.969 toneladas, que estaban sin etiqueta legal, fue denunciada por presunción de contrabando y quedó en el ingenio como depositario judicial hasta tanto se resuelva el expediente administrativo que diligenciaba el MIC.

Agregó que cuando la Aduana fue posteriormente a verificar la cantidad, encuentra que solamente había 1.500 toneladas. Luego, a través de una orden de allanamiento del juez Otazú, del 26 de mayo pasado, solo encontraron 1.200 toneladas, y el pasado 3 de junio, durante la verificación mensual del stock de ingenios que realiza el ministerio, ya se encontraron solo con 500 toneladas.

PROCESOS. En la denuncia de desaparición se menciona que la carga en cuestión soporta el proceso por supuesto contrabando en la causa penal Nº 67/14, también vinculada como parte de robo de azúcar en warrant de la causa Nº 105/14 y está sujeta a un proceso de sumario administrativo de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) y de otro proceso administrativo sumarial ante el Ministerio de Industria y Comercio, que “ameritan la intervención de juzgado y de la Fiscalía de competencia sobre delito de contrabando”.

La acción, impulsada por el viceministro de Comercio y coordinador de la unidad interinstitucional de lucha contra el contrabando, Pablo Cuevas, pide la constitución para confirmar la violación de “normas legales expresas” con la desaparición de la carga que representaba evidencia de varios procesos de investigación penal.

Por otra parte, los abogados del ingenio Inpasa SA, Aramis López y Enzo Olmedo, ya habían sostenido que el juez de Caaguazú, Carlos Miguel Giménez, había ordenado que se les devuelva y entregue la carga en cuestión y que esta quedó a libre disposición, con lo cual podía ser utilizada.

Los representantes legales afirmaron que esta carga es de azúcar nacional y legal.

Dejá tu comentario