23 abr. 2024

El Gobierno sigue sin un rumbo claro en las políticas de transporte público

Pasaron 100 días desde que Horacio Cartes asumió en el Palacio de López sin que se establezca un rumbo bien definido en las políticas de transporte público.

Dos ejemplos claros, son las indecisiones respecto al proyecto Metrobús y el régimen de subsidio al pasaje.

Mientras que inicialmente el Ejecutivo había asegurado que la propuesta de implantar un sistema de buses masivos eléctricos sobre Eusebio Ayala estaba totalmente desfasada y crearía más caos, en las últimas semanas se cambió de decisión y se hizo lobby en el Congreso por la aprobación del préstamo de USD 212 millones.

Con el subsidio se dio algo similar. Cuando el ministro de Obras, Ramón Jiménez Gaona, había dicho que el régimen solo seguiría hasta octubre, se encendieron las alarmas por una eventual suba del boleto a G. 2.600. Falsa alarma.

“Quedó en stand by el tema. En principio no figura dinero para el subsidio en el presupuesto 2014. No puedo dar una precisión sobre qué va a ocurrir, aguardamos una decisión de la Presidencia (de la República) al respecto”, expresó el viceministro de Transporte, ingeniero Luis Pereira.

Caos. Mientras duran las indefiniciones, los ciudadanos siguen padeciendo todos los días los mismos problemas de siempre: colectivos chatarra, viajes hacinados, esperas eternas y falta de cobertura en barrios y en horario nocturno.

En hora pico, viajar colgados de las estriberas de un ómnibus viejo o un minibús no es una opción, es una necesidad con la que los pasajeros deben lidiar para llegar al trabajo o al colegio.

En ese sentido, si bien el viceministro destacó la gestión de las nuevas autoridades de Setama –se retuvo a 200 buses chatarra y se levantaron dos medidas cautelares a empresas irregulares–, reconoció que aún no se llegó a un nivel deseado de fiscalización.

“Es difícil llegar al momento en que el pasajero salga a la calle y ya no vea más las chatarras, porque el avance debe darse gradualmente. El control no es óptimo, pero estamos mejorando”, comentó.

Del mismo modo, señaló que el subsidio también permitió una formalización de las empresas y una mayor presencia de buses nuevos en las calles, proceso que podría perderse de terminar con el régimen y aumentar el pasaje.

Finalmente, destacó que el Gobierno decidió retomar el plan del Tren de Cercanías que uniría a Asunción con Paraguarí y pasaría por la avenida Ñu Guasu. Al respecto, refirió que podría ser un complemento a la futura implementación del Metrobús.