Política

El corporativismo apunta a salvar a dos nuevos diputados imputados

La protección a los cuestionados es muy fuerte en la Cámara Baja, incluso a costa de la indignación ciudadana. La postura de la mayoría es no sancionar a Édgar Ortiz y Del Pilar Medina.

La oposición pidió sanciones, pero son voces sin fuerza numérica en la Cámara de Diputados, donde las bancadas coloradas decidieron no juzgar a la cartista Del Pilar Medina y esto podría afectar también al liberal llanista Édgar Ortiz.

El corporativismo es mucho más sólido en esta cámara del Congreso, que no revisa las conductas de sus miembros, a diferencia del Senado, que ya pide fuertemente la destitución de María Eugenia Bajac, pudiendo convertirse en la sexta expulsada.

Mientras que en Diputados los que suman son los salvados. Medina y Ortiz les siguen a los colorados abdistas Miguel Cuevas, Esteban Samaniego y Ulises Quintana, y el cartista Tomás Rivas, además del liberal efrainista Carlos Portillo.

Ortiz fue imputado por violación de la cuarentena sanitaria y resistencia por la fiscala Raquel Bordón, quien pedirá su desafuero, luego de que el domingo el diputado protagonizara una discusión con agentes en una barrera sanitaria en el distrito de Cambyretá, Departamento de Itapúa.

El hecho fue divulgado mediante un video en redes sociales. La denuncia indica que el legislador casi atropelló a los uniformados ubicados en el puesto de control de circulación. Ortiz se excusó diciendo que tenía premura por ir al baño a causa de una diarrea y que como autoridad nacional está amparado por el decreto del Ejecutivo que establece restricciones de movilidad. Sin embargo, la excepción se da solo si estas se encuentran cumpliendo funciones impostergables relacionadas con su cargo, pero el parlamentario se dirigía a su casa.

Los apoderados del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) pidieron su expulsión por “la utilización indebida de su investidura y fueros”. No obstante, desde Diputados no se analiza qué hacer con su caso.

Por su parte, Medina fue imputada por la fiscala Belinda Bobadilla por violación a la cuarentena sanitaria y su desafuero ya fue solicitado por la jueza penal Lici Sánchez.

La diputada viajó a un congreso religioso en Lima, Perú, en momentos en que las autoridades nacionales pedían no salir. Además, ya se habían confirmado casos de Covid-19 en aquel país. A su retorno, debía cumplir aislamiento hasta el 30 de marzo, pero el 24 estuvo reunida con el Frente Parlamentario de Lucha contra la Tuberculosis; y el 25 asistió a la sesión de Diputados, justificando que el decreto del Ejecutivo le habilitaba a circular.

Honor Colorado, según el líder de bancada Basilio Núñez, no apoyará su expulsión, aliado con Colorado Añetete, y se analiza, para calmar el reclamo popular, una suspensión por 60 días sin goce de sueldo. Pide su destitución la liberal Celeste Amarilla.


Édgar Ortiz
Imputado por violar la cuarentena y resistencia.

Del Pilar Medina
Imputada por violación a la cuarentena sanitaria.

Miguel Cuevas
Imputado y preso por enriquecimiento ilícito.

Ulises Quintana
Acusado por cómplice de tráfico, lavado y otros.

Tomás Rivas
Imputado por cobro indebido, estafa y otros.

Carlos Portillo
Imputado por tráfico de influencias y otros.

Esteban Samaniego
Investigado por faltante en Comuna de Quyquyhó.

Dejá tu comentario