País

Dos personas desaparecen arrastradas por los raudales

 

Un adulto y un niño de siete años de edad desaparecieron ayer durante la torrencial lluvia. Uno ocurrió en Fernando de la Mora, Zona Sur, y el otro en San Antonio, durante el fuerte temporal que arrasó también en Asunción y varias ciudades del Departamento Central.

Carmelo Dejesús Ocampos Ferreira, de 43 años de edad, cayó a un canal de desagüe cuando se disponía a cruzar la calle, a la altura de Avelino Martínez y Humaitá, según informó un agente de la Comisaría 2ª de la ciudad.

Ocurrió alrededor de las 16.00. Bomberos Voluntarios de la zona acudieron al lugar y desplegaron un operativo de búsqueda que se extendió hasta la noche. La oscuridad y la inclemencia del tiempo impidieron a hallar al desaparecido hasta el cierre de esta edición

Por un juguete. A la misma hora, en San Antonio, bomberos de Ñemby fueron alertados de la desaparición de un niño de siete años de edad.

El chico se encontraba en la vereda de su casa, mirando la lluvia cuando le tentó un juguete flotando en el agua, según el relato de sus familiares.

“Contaron que el chico se tiró a la calle, no dimensionó que la fuerza del agua le podía llevar y hasta ahora no lo pudimos encontrar”, relató el comandante Adam Cáceres, capitán de la 15ª Compañía del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP).

La tarea de búsqueda se extendió durante dos horas, a lo largo de 2 kilómetros, casi a orillas del río Paraguay.

Cáceres contó que ellos fueron alertados una hora después de lo ocurrido. “Estuvimos haciendo la búsqueda con vecinos, la Policía Nacional y otras instituciones que se acoplaron, pero lastimosamente no tuvimos un resultado positivo”, refirió.

Solo se toparon con basuras de todo tipo y malezas. Señaló que debido a la llegada de la noche tuvieron que levantar el rastrillaje que retomarían hoy a las 07.30. Estimó que “son mínimas las posibilidades de encontrar al niño con vida”.

Rubén Valdéz, capitán del CBVP, contó que hubo reportes de unos veinte vehículos atrapados en raudales y una decena de caída de árboles. Varias ciudades queda

Dejá tu comentario