País

Docentes jubilados instan a recurrir a Banco de Elegibles ante vacancias

Faltando poco más de tres meses para que terminen las clases, 60 colegios siguen sin docentes. MEC sostiene que con último concurso debieron cubrir 4.000 puestos que son deuda histórica.

Tras casi seis meses desde el inicio de clases, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), no pudo cubrir aún los puestos vacantes que dejan en su mayoría los profesores que se jubilaron en el último semestre. Pese a intentar frenar los retiros limitándolos a dos veces anuales, gremios como el Sindicato Nacional de Directores (Sinadi), reclaman que hasta la fecha hay faltantes en 60 colegios públicos de todo el país.

El ministro de Educación, Eduardo Petta, aseguró que cuando asumieron, el sistema registraba la necesidad de 4.000 docentes más otros 2.815 que se jubilaron en el último semestre, los cuales cubrieron con concursos de 19.200 puestos vacantes.

Los educadores recientemente jubilados sostienen que el MEC debe utilizar a los profesores que figuran en el Banco de Datos de Docentes Elegibles (Bdde), para cubrir las vacantes actuales.

“Nosotros pedimos al MEC que cubran estos vacíos en las aulas con el Banco de Elegibles, donde tenemos registro de que hay 2.000 profesores jóvenes en lista de espera”, señaló la maestra Sara Benítez de Torres. Ella es una de las 300 profesoras que protestó en los últimos días ante el MEC por la posibilidad a acceder a la jubilación y presentó su renuncia el viernes pasado, luego de 38 años en el ejercicio de la docencia.

Respecto a esta propuesta, el Viceministro de Educación Robert Cano argumentó que el último concurso que realizaron permitió el ingreso de 5.625 docentes más al Banco de Elegibles junto a los que ya estaban y lo que hace el MEC es ir cubriendo vacantes con los que van teniendo los puntajes más altos, señaló.

“Sucede nomás que hay que hacerlo de la forma más transparente. Si hay uno que tiene puntaje más alto, entra ese y todo concurso tiene su tiempo y su costo”, enfatizó.

DE LARGA DATA. Cano indicó que la actual administración “ha tenido que cubrir 4.000 puestos que han sido deudas históricas que no se habían cubierto en años” y que la demanda de maestros no es un problema solo de este gobierno, sino que se arrastra de anteriores gestiones en la cartera.

Enfatizó que los últimos cupos se cubrieron de la última convocatoria de 19.200 cargos en julio pasado. “Lo que no dicen los estudiantes ni Miguel Marecos (Sinadi) es que se cubrieron deudas históricas. Todos tiran palos, pero lo que estamos haciendo ahora es transparentar y todos los puestos son de acceso meritocrático”, garantizó.

El ministro de Educación, duardo Petta, manifestó recientemente en un encuentro público en Villarrica que podrían cubrir todas las vacantes a dedo, como una cuestión política, pero lo hicieron por concurso.

“En algunos casos hicimos el llamado y nadie se presentó, porque nadie quiso ir a la campaña, pero queremos un plus para ellos”, agregó.

En paralelo, la comunidad educativa sigue cuestionando que no se puede dejar a los alumnos sin maestros en clase, que son horas que ya no podrán recuperar.

Cano hizo su defensa ante esta crítica exponiendo dos casos: “El año pasado tuve una toma de colegio en Marcelina Bogado, hacia 4 años que no tenían profesor de matemática; en el Colegio Nacional de la Capital, hace dos años que están sin profesores de química. La gente piensa que es ahora nomás, hay cosas que la gente no entiende, hay gente que debiendo estar en aula no está”, refirió.

En algunos casos, se da que docentes ganaron los concursos, pero no se presentan porque los horarios les coinciden con otras cátedras que ya tenían, según denunciaron algunos maestros y estudiantes.

Dejá tu comentario