Mundo

Despenalizar el aborto en Colombia “sería muy duro”

 

El presidente de Colombia, el conservador Iván Duque, sostuvo ayer que la despenalización total del aborto sería un cambio “muy fuerte” y “muy duro” para su país, donde la Corte Constitucional discute la opción de legalizar esta práctica en los primeros meses de embarazo.

Su partido, entretanto, lanzó la propuesta de un referendo contra lo que llamó la “laxitud en el aborto”. “¿En qué queda el respeto a la vida?”, reclamó en su cuenta de Twitter el ex mandatario y senador Álvaro Uribe, jefe del Centro Democrático y padrino político de Duque.

POLÉMICA. El debate público en torno a la interrupción del embarazo se agitó ayer, con marchas a favor y en contra, ante la expectativa de la decisión que deberán tomar los magistrados en los próximos días sobre la ampliación del derecho al aborto en este país de mayoría católica y en donde la iglesia ejerce gran influencia. “Soy una persona provida, creo en la vida desde la concepción”, afirmó el presidente Duque.

La ley en Colombia autoriza el aborto por tres causales: Si la vida de la madre está en riesgo; si el feto tiene una malformación genética o si el embarazo es resultado de una violación. Las mujeres pueden, en teoría, acceder a este procedimiento en cualquier momento de la gestación si se cumple alguna de estas condiciones, aunque los grupos a favor del aborto denuncian todo tipo de trabas para la prestación del servicio.

“Salirse de esas tres causales que son claras, me parece que es un cambio muy fuerte para la sociedad colombiana. Creo que moverse de allí sería algo muy duro”, opinó Duque.

POSIBLE RESULTADO. Según filtraciones reveladas a la prensa, el magistrado Alejandro Linares prepara una ponencia que liberaría la práctica del aborto en las primeras 12 o 16 semanas de gestación. La Corte Constitucional, que vigila el cumplimiento de la Carta Política de 1991, deberá discutir y votar esa ponencia a partir del 26 de febrero.

Decenas de militantes antiaborto se manifestaron frente al alto tribunal, en el centro de Bogotá, contra la despenalización completa de la interrupción del embarazo. En la ciudad de Medellín también hubo protestas. Simultáneamente, en la capital, un grupo más pequeño marchó a favor de prácticas más libres del aborto.

En 2019, la organización privada sin fines de lucro Profamilia, que promueve el ejercicio de los derechos sexuales, aseguró que realizó 22.146 abortos en Colombia y logró prevenir “a través de los servicios de anticoncepción y aborto seguro” unos 374.063.

En América Latina, países como Cuba, Uruguay, Puerto Rico, además de Ciudad de México, ya legalizaron la práctica de la interrupción del embarazo en las primeras semanas de gestación. La organización proabortista Guttmacher Institute estima en más de 4 millones los abortos en Latinoamérica.

Dejá tu comentario