País

Cunde desesperación entre médicos ante el inminente colapso sanitario

 RECLAMO. Los de blanco exigen la compra urgente de insumos médicos clave, o volver a una fase cero. MOVIDA. Ante gran cantidad de internados, Salud usará las camas de cirugías para tratar Covid-19.

La avalancha de hospitalizados –más de 1.000–, el incremento sostenido de contagios por Covid-19, sumados a la falta de insumos básicos y a la imposibilidad de los familiares de los internados de cubrir esos gastos ha vuelto caótica la situación en el sistema público de salud que se encuentra al borde del colapso.

Desde la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE) exigieron ayer al Gobierno la pronta adquisición de insumos y medicamentos, necesarios para tratar a pacientes Covid, mediante los fondos asignados por la pandemia del coronavirus.

Mientras que desde la presidencia del Círculo Paraguayo de Médicos consideran que se debe retroceder a una cuarentena total frente a este estado de insostenibilidad en los servicios públicos.

“La situación en los hospitales es terrible, están colapsados los hospitales: No hay insumos, no hay medicamentos; los familiares de los enfermos tampoco tienen más posibilidades de cubrir los costos de los medicamentos. Así que estamos en una situación límite”, afirmó la doctora Gloria Meza, presidenta del gremio médico.

Indicó que hay profesionales de salud renunciantes ante la impotencia de esta situación. “Los médicos ya no saben qué hacer, comienzan las renuncias y no les aceptan las renuncias para decirles a los otros profesionales que sigan trabajando que no les vamos aceptar que salgan”, expuso.

Ante las cámaras de Noticias Paraguay (NPY), durante la protesta ayer frente al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), el neumólogo Carlos Morínigo disparó: “Ahora nos estamos quedando sin placas radiográficas; o sea, hay una falta de gestión terrible en este Ministerio y ya estamos cansados, la ciudadanía está cansada y el personal de salud después de un año de haber sido inclusive hasta cómplice de esta negligencia dice ‘no’, basta. Que se reúna el consejo de ministros y tome determinaciones de una vez”.

Casi en la misma sintonía, el doctor Alberto Ortiz, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos (UTI-A) del Ineram, manifestó a radio Monumental 1080 AM: “En algún momento debemos analizar retroceder de fase, al menos dos semanas, allá cerca de la Semana Santa, para darnos un respiro, la situación es caótica”.

RECONVERSIÓN

Las salas de internación común –como las de UTI– están atestadas de pacientes de Covid; por lo que el Ministerio de Salud decidió a suspender las cirugías programadas. “La intención es tener más lugar para desagotar nuestras terapias cuando estos pacientes que todavía no pueden ir a sus casas, pero que ya no requieren de medicina de alta complejidad, puedan ocupar estos lugares”, explicó el Dr. Hernán Martínez, director de Desarrollo de Servicios y Redes de Salud.

Conseguirán, a su vez, reforzar el plantel médico. “Queremos que los colegas cirujanos nos ayuden con los pacientes que están saliendo y que necesitan de medicina de baja complejidad. Es concentrar nuestras fuerzas en Covid, sin descuidar al paciente que necesita una cirugía de urgencia”, resaltó. Ayer sumaron otros 1.341 casos positivos de 3.551 muestras procesadas, lo que representa 37,7% de positividad, y 21 muertes por Covid-19.


1.103 pacientes se encuentran hospitalizados por Covid-19, de los cuales 270 están en una sala de terapia intensiva.

23.266 casos activos del nuevo coronavirus se registra a nivel país, siendo el epicentro Asunción y Central.

Dejá tu comentario