Economía

Culpan a ganaderos del envío de carne con droga prohibida

 

La presencia de la ractopamina –un medicamento prohibido en todo el mundo– en la carne enviada a Rusia es directamente responsabilidad de los productores ganaderos, quienes a sabiendas de que este producto está vetado lo siguen utilizando para el engorde del ganado, coincidieron en afirmar Korni Pauls, presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC), y José Carlos Martin, director de Senacsa. Ambos culparon a los productores ganaderos por el rechazo de Rusia al envío de carne paraguaya por detectar en ella residuos de ractopamina.

En cuanto al control, Martín comentó que el Senacsa realiza análisis aleatorios anuales de residuos de los medicamentos que reciben los animales de parte de los productores, según los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque estos controles no garantizan en un ciento por ciento el no uso de productos prohibidos, porque no se analiza al total del ato ganadero existente en el país.

“Tomamos alrededor de cinco mil muestras de animales al año, en lo que se invierte muchísimo dinero, pero todo está contemplado dentro de un plan de riesgo, porque no cada muestra que se toma es medida”, indicó Martín.

Sin queja oficial. Con respecto a la presencia de ractopamina en la carne enviada y rechazada por Rusia, el director del Senacsa especificó que no recibió ninguna queja oficial de parte de este país, y se ratificó en que espera que todo se esclarezca hoy, después de la videoconferencia que mantendrá con los rusos esta mañana, a las 10.00.

Martin indicó que hace cuatro meses que Paraguay superó la marca de envíos de carne a Rusia del 2018, por lo que no entiende el cuestionamiento a frigoríficos afectado por vender carne con residuos de ractopamina en sus productos. “A mí lo que me llama la atención es que no recibimos quejas de ningún otro país, tenemos mercados mucho más exigentes. Justamente, a Rusia, van los productos congelados, mientras que a otros mercados se envían productos enfriados lo que aumenta mucho más el riesgo de la proliferación de microorganismos en la carne, pero nunca recibimos quejas. Creo que hay un trasfondo”, dijo pero no aclaró cuál sería el hecho que juega en contra de los envíos a Rusia.

El director de Senacsa expresó que Paraguay cuenta con 70 mercados internacionales de carne habilitados para exportar y 11 frigoríficos que proveen del producto, por lo que cualquiera está expuesto a cometer un error y que se lo suspenda por eso. “Tenemos 707 posibilidades de cerrar algún mercado a algún frigorífico, y después de cierto tiempo se reabre. En este caso, no son los frigoríficos los culpables, sino la poca conciencia de los productores”, reafirmó.

Dejá tu comentario