18 jul. 2024

Crecen tomas de colegios y alumnos se niegan a negociar sus exigencias

De acuerdo a los reportes, son más de 100 las instituciones educativas con paros o manifestaciones emprendidas por los secundarios, exigen la salida de Lafuente. Docentes suspenderán actividades.

Masivo.  Centenares de estudiantes se concentraron frente al Colegio República Argentina.

Masivo. Centenares de estudiantes se concentraron frente al colegio República Argentina.

Tras la toma del colegio Nacional República Argentina, donde los estudiantes de la Organización Nacional Estudiantil (ONE) exigen la renuncia de la ministra de Educación, Marta Lafuente, otros secundarios replicaron la iniciativa en Central e interior del país, sumando más de 100 colegios tomados por los jóvenes, quienes reivindican el mismo pedido.

Antes de que salga el sol, alumnos del Colegio Técnico Nacional (CTN) y del Colegio Nacional Comercio Nº 2 se atrincheraron en los centros educativos y permanecen en vigilia. Luego se sumaron el Comercio Nº 3 (Perú), Alto Desempeño de Luque, Fernando de la Mora y el Saturio Ríos, según informaron desde la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes). En el interior del país y en la capital también se sumaron los chicos de Unepy.

El centro estudiantil del emblemático Nacional de la Capital (CNC) confirmó que dan plazo de dos días para que la secretaria de Educación dé un paso al costado, caso contrario podrían tomar medidas más drásticas que el cierre intermitente de calles.

Ya van 48 horas de paro estudiantil desde que se inició la acción en el República Argentina el martes. Las jornadas se llevan a cabo de manera pacífica en todos los casos, a excepción de algunos establecimientos, como en el Colegio Ysaty. En medio del fragor de la revuelta estudiantil, la directora del Colegio Ysaty, Amada Apuril, impidió que los alumnos del lugar se plegaran a la marcha.

Denunciaron que no les dejaron salir cuando unos 200 alumnos del Stella Maris y otros colegios pasaban frente a la institución.

Encuentro. Centenares de secundarios se concentraron en el punto neurálgico de la protesta, el colegio República Argentina. Y no solo participaron chicos de centros públicos, también secundarios del Salesianito, La Providencia y el Cristo Rey marcharon, demostrando su apoyo al reclamo de sus pares.

Los jóvenes de la ONE descartaron dialogar con las autoridades del MEC y con representantes de Juntos por la Educación. Padres y docentes acudieron hasta el sitio.

Un representante de la sociedad civil, convocado por la organización Juntos por la Educación para encontrar soluciones ante la crisis educativa, el cura jesuita Carlos Caballero, reconoció que la situación no se manejó correctamente desde el Ministerio. “Pienso que la ministra, si bien es una técnica excelente, sin embargo no tuvo la cintura política para manejar ciertos conflictos con los estudiantes”, lamentó.

Profesores se unen. Los educadores agremiados a la Unión Nacional de Educadores (UNE) anunciaron un paro de actividades desde este lunes y llaman a otras organizaciones de profesores a unirse para lograr la renuncia de Lafuente.