Economía

Coscia considera infundados los reclamos de Mota Engil

 

El procurador general de la República, Sergio Coscia, consideró falso que exista una deuda de USD 25 millones por las obras del Metrobús. Apuntó que todos sus reclamos son infundados y ya fueron rechazados por el MOPC a finales del 2019.

De esta manera, respondió a João Figueiredo y João Pedro Parreira, representantes de la firma multinacional, quienes se ratificaron ante una comisión de investigación del Senado en que la obra no avanzó “por el incumplimiento del contrato por parte del Ministerio de Obras Públicas (MOPC)”, fundamentalmente, la no liberación de las franjas de dominio, además de reclamar la citada suma. “Es falso que exista una deuda de USD 25 millones por obras realizadas a Mota Engil. La empresa reclama en el arbitraje lo que ya había reclamado al MOPC y que fue rechazado a finales de 2019”, apuntó.

Agregó que el citado rechazo no se debió solo a que “fueron reclamos infundados, sino fundamentalmente a que fueron presentados fuera de los plazos contractuales, estando caduco su derecho y adicionalmente reclaman daños a su imagen, lo cual es tan infundado como todo lo demás, además de subjetivo”.

El procurador también refirió que durante la exposición ante la Comisión Bicameral de Investigación del Proyecto Metrobús los representantes de Mota reconocieron “que no debieron haber iniciado las obras, lo que es una confesión de su falta de debida diligencia”.

Aseveró que, igualmente, fueron evasivos al tratar el tema de las subcontrataciones, hecho que evidencia que subcontrataron durante todo el periodo de obras en contra de lo establecido en el contrato.

Figueiredo y Parreira presentaron a Mota Engil como víctima en el proceso de la polémica obra que quedó inconclusa. Reiteraron varias veces el hecho de que el MOPC incumplió el contrato al no liberar el 100% de las franjas de dominio, aunque sí admitieron que también fue un error de ellos haber iniciado la obra en estas condiciones.

SEGURO. Por otra parte, la PGR informó que ya se presentó la contestación de la demanda de la compañía Royal Seguros, con el fin de que la justicia autorice al Ministerio de Obras Públicas (MOPC) a cobrar la póliza de fiel cumplimiento de contrato en el caso Metrobús.

La empresa portuguesa Mota Engil había contratado los servicios de Royal, firma que emitió una póliza por más de 6 millones de dólares. Ante el conflicto entre el MOPC y Mota, la aseguradora depositó el dinero en una cuenta judicial.


El procurador general dijo que es falso que se le deba a Mota Engil USD 25 millones por obras. La empresa reclama en el arbitraje lo que ya había pedido al MOPC y que fuera rechazado en 2019.

Dejá tu comentario