Sucesos

Corte rechaza recursos de la Secta Moon y sanciona

La Sala Constitucional de la Corte rechazó tanto la recusación como la aclaratoria y un recurso de nulidad promovidos por los abogados de la Secta Moon en la causa que derivó en la destitución de la jueza Civil, Tania Irún.

Además, los ministros César Diesel, Víctor Ríos y César Garay, apercibieron a los abogados Carl Thomas Gwyn Ramírez, Carmelo Caballero y Michelle Byun, con la anotación de la sanción disciplinaria en el legajo personal de los mismos.

La acción fue de la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial (Secta Moon), en el juicio Civil, de Cusabo Limited y otros contra la Secta Moon, sobre cumplimiento de contrato y obligación de hacer escritura pública.

La acción fue rechazada in límine el 9 de febrero de 2022 y por la abogada Michelle Byun, el 29 de junio del 2022.

Ante esto, los abogados presentaron una aclaratoria contra la resolución. Al mismo tiempo, también recusaron a los ministros César Diesel y Víctor Ríos, y también presentaron un recurso de nulidad del fallo.

Sobre la recusación, tanto Diesel como Ríos, explicaron que el rechazo in límine ponía fin al procedimiento, con lo que consideraron que la recusación planteada contra ellos era extemporánea.

Por su parte, César Garay consideró que ningún juez podía rechazar su propia recusación, con lo que debían elevar un informe para que en este caso, sus pares ministros estudiaran la recusación.

Con respecto al recurso de nulidad, señalan que contra el fallo de la Corte no cabe ningún recurso, salvo el recurso de aclaratoria, cuando haya algún error u otro punto no estudiado por los ministros.

Con relación a la aclaratoria, dicen los ministros Víctor Ríos, César Diesel y César Garay, que no hallaron ningún punto poco claro, por lo que rechazaron la aclaratoria que promovieron.

Finalmente, explican que los dos recursos, tanto de nulidad como de aclaratoria planteados, solo pretendían dilatar el procedimiento, basados en los mismos argumentos que presentaron en la inconstitucionalidad.

Con esto, dijeron que la conducta procesal de los abogados violaba los principios de buena fe y del ejercicio regular de los derechos, por lo que apercibieron a los mismos.

En el caso, la jueza Tania Irún fue destituida por admitir la demanda, en la que se transferían 310.000 hectáreas de la Secta Moon a cuatro empresas extranjeras que formaban parte del mismo grupo económico-religioso, violando la ley.

Dejá tu comentario