Arte y Espectáculos

Coro encarnaceno Da Capo llegará a EEUU y Colombia

 

El coro femenino Da Capo, del Departamento de Itapúa, representará al país en el exterior y brindará una presentación en julio próximo en EEUU, mientras que en noviembre presentarán en Medellín, Colombia, oficiando como jóvenes artistas embajadoras del Paraguay.

El coro es parte de un proyecto sociocultural inclusivo de la Gobernación de Itapúa y lo integran, en su mayoría, personas de escasos recursos.

El grupo apunta a recaudar G. 830 millones (unos 130 mil dólares) para representar al país en EEUU, de los cuales, faltan unos G. 450 millones, que esperan sean aportados por las binacionales Itaipú y Yacyretá, entre otras instituciones a quienes presentaron la solicitud, indica la directora y profesora Vanesa Utz.

El coro está integrado por 61 niñas y adolescentes de entre 11 y 18 años, y propone un repertorio de canciones que resaltan el folclore paraguayo, además de la música étnica guaraní, obras de inmigrantes de Itapúa y temas del repertorio internacional.

selección. Para su gira, el coro postuló a dos concursos internacionales de festivales corales a nivel mundial en EEUU. Da Capo ganó en la preselección, compitiendo con más de 150 coros del mundo y representará al país en Idaho y Montana, EEUU, en una gira, que irá del 9 al 21 de julio próximo.

El Gobierno de EEUU premia con estadía completa y alimentación en ambos festivales, equivalente al 60% del costo total, pero no cubren los pasajes ni las movilidades internas, monto que el conjunto está trabajando para conseguir. Serían 2.000 dólares por niña, solicitando a empresas locales y al Gobierno nacional.

Desde su creación en el 2017, el coro fue parte fundamental de la vida de estudiantes que tienen la posibilidad de aprender música y canto coral sin costo alguno. El coro da lugar a alumnas de 32 escuelas públicas y privadas, llegando a postulaciones de 450 en sus primeros años hasta los 700 aspirantes en las últimas convocatorias.

El llamado anual para integrar el coro es a través de audiciones públicas que apuntan a requerimientos vocales estándares, donde el 95% de las seleccionadas no cuentan con conocimientos musicales previos o experiencias corales anteriores.

“La idea es formar a las integrantes desde cero en varias disciplinas, que además de música, propone expresión corporal, danza e idiomas”, señala Utz. Hay profesores que capacitan a unas cinco integrantes en el área de danza para acompañar las presentaciones que brinda el coro.

Dejá tu comentario