Brand Voice

Córdoba, un destino para todo el año

La provincia de Córdoba se encuentra en el centro continental de la República Argentina. Su ubicación estratégica, permite conectar las 4 puntas del país por tierra y aire. La capital, que lleva el mismo nombre, se encuentra a 700 km al noroeste de Buenos Aires, y es la segunda ciudad más grande del país.

Situada a ambas orillas del río Suquía y a los pies de las sierras de la Pampa argentina, Córdoba es un impresionante escenario de paisajes naturales, que se conjugan con un patrimonio histórico y cultural, convirtiéndola en un destino ideal para turistas de todo el mundo.

En un recorrido por el casco urbano se puede apreciar la influencia que tuvo la religión católica en su arquitectura. En el centro de la ciudad se encuentra la imponente Catedral de Córdoba, que ilustra la historia de la ciudad en su estructura clásica, barroca y colonial. En los alrededores también pueden observarse El Monasterio de Santa Teresa y la Iglesia de Santa Catalina de Siena.

La ciudad de Córdoba también es conocida como el centro cultural de Argentina; en ella se encuentran el espectacular Museo de Bellas Artes Evita, el Museo de la Ciudad y el Museo de Bellas Artes Caraffa.

Un paseo guiado por el Parque Sarmiento es parada obligatoria; es el parque más grande de la ciudad y uno de los espacios verdes más grandes de Sudamérica. En el mismo predio se encuentran el Museo de Ciencias Naturales, el Zoológico Jardín de Córdoba y el Anfiteatro Griego, donde se puede disfrutar de espectáculos al aire libre.

Córdoba 2
<p>En C&oacute;rdoba se pueden visitar cinco estancias jesu&iacute;ticas: Colonia Caroya (1616), Jes&uacute;s Mar&iacute;a (1618), Santa Catalina (1622), Alta Gracia (1643), La Candelaria (1678) y San Ignacio (1725). A ellas se suma la Manzana Jesu&iacute;tica de la ciudad de C&oacute;rdoba.</p>

En Córdoba se pueden visitar cinco estancias jesuíticas: Colonia Caroya (1616), Jesús María (1618), Santa Catalina (1622), Alta Gracia (1643), La Candelaria (1678) y San Ignacio (1725). A ellas se suma la Manzana Jesuítica de la ciudad de Córdoba.

Turismo religioso: El legado jesuita

Córdoba fue una de las primeras ciudades que erigieron los españoles en América. Por ello es uno de los primeros centros de evangelización católica de la región, con la instalación de la Orden de los Jesuitas.

La influencia de los mismos en Córdoba permitió la fundación en 1613 de la Universidad Nacional de Córdoba, la más antigua de Argentina y una de las primeras de toda América.

Está ubicada en "La manzana jesuítica ", una cuadra donde se encuentran además la Iglesia de la Compañía de Jesús, la Capilla Doméstica y las Residencias.

Las estancias jesuíticas: En la Provincia de Córdoba existen 5 grandes haciendas, que fueron en el pasado los centros de actividad religiosa de la orden: Altagracia, Santa Catalina, Jesús María, Candelaria y Caroya. Las estancias fueron bellamente preservadas y hoy pueden ser visitadas, en un recorrido guiado, a través de un camino que las conecta a lo largo de 250 km. En el año 2000, La Manzana Jesuítica y Las Estancias fueron declaradas Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

La riqueza de los paisajes cordobeses y la variedad de su geografía permiten ofrecer distintas opciones turísticas a sus visitantes.

El turismo rural en estancias para quienes buscan descanso y tranquilidad alejados de la ciudad; ecoturismo en diversos parques nacionales y refugios naturales, que incluyen avistamiento de la fauna y flora autóctona. El avistaje de aves permite fotografiar más de 400 especies residentes y migratorias. También se puede realizar pesca recreativa, turismo minero y encuentros deportivos.

Uno de los destinos más famosos es Villa Carlos Paz, conocido por ser la entrada al impresionante Valle de Punilla. Otro punto muy cercano a la ciudad es el Lago San Roque, que alguna vez fue el lago artificial más grande del mundo.

Al Oeste se extiende el cordón montañoso de Sierras Grandes, sitio preferido de los escaladores; hacia el Sur se puede visitar Sierras Chicas, Camino de las Altas Cumbres y Traslasierra, lugares donde la naturaleza se mantiene intacta.

Gastronomía cordobesa

Para los amantes del buen paladar, Córdoba desarrolla una variedad interminable de sabores. Se pueden encontrar platos de autor, criollos y regionales. La especialidad de la capital son las parrillas: Carnes asadas, chivito y cordero a la llama y los cocktails internacionales.

Los frutos de sus ríos y extensas lagunas son un plato exquisito, como el pejerrey o la nutria, en cazuela o al vino.

Tampoco puede faltar una buena picada de salames, quesos y jamón crudo.

En toda la provincia son muy famosos sus platos autóctonos como la humita, el locro y las empanadas criollas. También destacan las conservas: de vizcacha, liebre y perdices.

En toda la región se producen vinos y dulces artesanales, con sabores a la altura del más exigente comensal.

Cordoba 3
<p>Los paisajes cordobeses complacen a la vista con sus colores y tranquilidad. Quienes aman la naturaleza no se pueden perder de conocer esta provincia del pa&iacute;s vecino.</p>

Los paisajes cordobeses complacen a la vista con sus colores y tranquilidad. Quienes aman la naturaleza no se pueden perder de conocer esta provincia del país vecino.

Alojamiento y transporte

La oferta de alojamientos es muy amplia y variada y los precios varían bastante en función de la época del año. La ciudad cuenta con una variedad de hoteles de primer nivel, además de hostales y establecimientos de campo en toda la región para quienes prefieren retirarse de la ciudad.

El Hub Córdoba ubica a la provincia gracias a su estratégica apertura en centro de distribución de vuelos que conecta a más de 15 ciudades de Argentina sin pasar por Buenos Aires y tiene conexiones directas al exterior o a través de Ezeiza con varios países, incluido Paraguay. Los visitantes pueden llegar a Córdoba en ómnibus, tren, pasando por Buenos Aires.

Sin duda, Córdoba no puede faltar en tus próximos destinos a visitar.

Click aquí para más información.

Dejá tu comentario