País

Copiosa lluvia deja casas y negocios inundados con pérdidas millonarias

 

Un panorama desolador para varias familias y propietarios de comercios dejó tras su paso la torrencial precipitación que cayó durante la jornada del domingo pasado, desde horas de la madrugada, generándoles millonarias pérdidas.

Esta delicada situación se dio tanto en bañados de Asunción como en otros sectores, como la zona de obras del Metrobús, en Fernando de la Mora.

Desde el desborde de arroyos y canales de agua hasta el taponamiento de sumideros por gran cantidad de basura y construcciones inconclusas, derivaron en inundaciones que arrasaron todo a su paso.

DRAMA. En 35 Proyectada y Parapití, por donde cruza el cauce del arroyo Morotí, el desplome de una muralla de ladrillos que inútilmente hacía de muro, desató la desgracia para los pobladores. Una riada se escurrió al menos por dos cuadras, anegando las viviendas del lugar e inutilizando electrodomésticos, muebles, ropas y colchones.

Gilberto Luis Heinroth Benítez, quien reside en ese punto ribereño, lamentó todo lo ocurrido. “Perdí gran parte de las mercaderías de mi almacén. Pero la cosa podía haber sido peor porque el agua, que traía mucha basura, desbordó todo con una fuerza tremenda”, comentó.

En el sitio se hicieron presentes funcionarios de la Dirección General de Reducción de Riesgos y Desastres de la Comuna capitalina para asistir a la gente afectada. Ocho familias, entre esta dirección, el área del arroyo Ferreira y de la comunidad Porvenir, en alrededores de Cateura, fueron alcanzadas por los desbordes.

Marité Esquivel, encargada de la parte operativa de esta dependencia comunal, explicó que el torrentoso caudal arrastró barreras y murallas de las propiedades, causando daños a cuatro familias de este punto y a otras que solo sufrieron la inundación de sus patios. “Estas familias perdieron cocinas, heladeras, televisores, murallas y hasta ropas. Les entregaremos colchones, frazadas y materiales para que reconstruyan sus murallas”, dijo.

METROBÚS. Salones comerciales que están en el cruce de la ruta Mariscal Estigarribia y Teniente Coronel Rafael Franco, donde se realiza la obra del Metrobús, en Fernando de la Mora, soportaron igualmente la inundación de sus locales.

Nora Peralta, dueña de un negocio de embragues en el lugar, dijo que las aguas venían con bleque que mancharon todo. Dijo que perdió trabajos que debía entregar por G. 3 millones, además de máquinas. Comentó que las aguas desbordan porque los sumideros están tapados con pedregullos.

Dejá tu comentario