Editorial

Controlar el dinero de Fonacide en municipios debe ser prioridad

En nuestro país sigue existiendo una falta de 5.000 aulas, mientras 12.000 de ellas requieren reparación urgente. Además, unas 419 escuelas aún no tienen letrinas que puedan usar los alumnos y alumnas. Son datos entregados por el propio Ministerio de Educación. Mientras, desde el 2012, los gobiernos municipales recibieron más de 2,2 billones de guaraníes del Fonacide para invertir en la educación. Muchos de ellos no han rendido cuentas, otros, incluyendo a la Municipalidad de Asunción, solo han rendido cuentas a medias. Es importante que los ciudadanos conozcan cómo se usó el dinero del Fonacide y de royalties, destinados a la educación. Los datos de cada distrito están disponibles en el buscador www.observatorio.org.py. Principalmente, hay que conocer cómo piensan administrar estos mismos fondos los distintos candidatos, para elegir en consecuencia.

Es mucho el dinero que han recibido los gobiernos municipales del país, para invertir en el sector de la educación, desde que se creó la Ley del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) en 2012, más de 2,2 billones de guaraníes hasta la actualidad para infraestructura, equipamiento y alimentación escolar, según los datos de la organización Juntos por la Educación, que ha lanzado una campaña de concientización denominada “Votá educación”, de cara a las elecciones municipales.

Sin embargo, los resultados en la mayoría de estos distritos en el área educativa son pobres y lamentables. De acuerdo con datos brindados recientemente por la viceministra de Educación, Alcira Sosa, en nuestro país sigue existiendo una falta de 5.000 aulas, mientras 12.000 de ellas requieren reparación urgente. Además, unas 419 escuelas aún no tienen letrinas que puedan usar los alumnos y alumnas.

Muchos de los gobiernos municipales no han rendido cuentas de cómo han utilizado el dinero de Fonacide, otros, incluyendo a la Municipalidad de Asunción, solo han rendido cuentas a medias.

Un buscador habilitado en el sitio web www.observatorio.org.py permite que los ciudadanos puedan verificar el uso de estos fondos en cada distrito.

Conforme a estos datos, por ejemplo, en el Departamento Central las escuelas se siguen cayendo o deteriorando. El 53% de las instituciones educativas de esta región requieren arreglos o construcciones de nuevas aulas. El 63% requieren baños. El 44% requieren sillas, mesas y equipamientos.

En Alto Paraná, la realidad no es muy diferente. El 54% de las instituciones educativas requieren arreglos o construcciones de nuevas aulas. El 44% requieren baños. El 60% requieren sillas, mesas y equipamientos.

En San Pedro es casi igual: El 58% de las instituciones educativas necesitan arreglos o construcciones de nuevas aulas. El 45% requieren baños. El 64% requieren sillas, mesas y equipamientos.

En Itapúa, lo mismo: 45% requieren arreglos o construcciones de nuevas aulas, el 38% requieren baños, el 50% requieren sillas, mesas y equipamientos.

La capital del país, Asunción, tampoco está muy lejos de las otras regiones. El 58% de las instituciones educativas requieren arreglos o construcciones de nuevas aulas. El 56% requieren baños. El 52% requieren sillas, mesas y equipamientos.

La educación es un derecho humano y un bien público.

Es importante que los ciudadanos conozcan cómo se usó el dinero de Fonacide y de royalties, destinados a la educación. Principalmente, hay que conocer cómo piensan administrar estos mismos fondos los distintos candidatos, para elegir en consecuencia. Fortalecer la conciencia cívica de la participación, por medio del voto informado, el conocimiento de planes y programas de los candidatos, antes de concurrir a las urnas este domingo 10 de octubre, debe ser un compromiso de cada ciudadano elector.

Dejá tu comentario