Mundo

Con 12 muertos en 24 horas, Bolsonaro minimiza amenaza

 

Con 12 nuevos muertos en las últimas 24 horas por coronavirus en Brasil y con el estado de São Paulo, con 46 millones de habitantes, en plena cuarentena, el presidente brasileño Jair Bolsonaro minimizó la amenaza de la pandemia y dijo que no hay razón para “confinar” a la población, por lo que volvió a calificar al virus de “gripecita”.

“El virus llegó” y “en breve pasará”, manifestó el líder de la ultraderecha brasileña, además de subrayar que la “vida debe seguir”, los “empleos tienen que ser mantenidos” y el “ingreso de las familias debe ser preservado”.

Bolsonaro volvió a criticar las medidas adoptadas por algunos gobernadores del país, como el del estado de São Paulo que declaró cuarentena a toda su población desde ayer, y se plantó contra “la prohibición del transporte” y el “confinamiento en masa” para contener al Covid-19.

RESTRICCIÓN. La ciudad más grande de Sudamérica y todo el estado de São Paulo inició ayer un letargo de 15 días para contener la propagación del coronavirus, registrando imágenes vacías en las calles.

El número de muertos por Covid-19 en Brasil aumentó un 35,3% en un día, de 34 del lunes hasta 46 ayer, con el fallecimiento de 12 nuevos pacientes, según el último boletín del Ministerio de Salud.

En el día uno de la cuarentena en una de las regiones de Latinoamérica con más contagios, los autobuses de la red municipal circulan prácticamente vacíos en la icónica Avenida Paulista de São Paulo. No hay tráfico en las calles y todos los comercios están cerrados, menos los de primera necesidad.

Parece un feriado, pero es el inicio de la cuarentena en los 645 municipios del estado de São Paulo, el más poblado y rico de Brasil –que representa casi un tercio del PIB brasileño–, decretada por el gobierno regional hasta el 7 de abril, para frenar al virus.

São Paulo, la región de Brasil más golpeada, registra 810 de los 2.201 casos del país, con unas 40 muertes contabilizadas hasta ayer. La cifra de positivos en Brasil subió un 16,4%, desde 1.891 el lunes hasta 2.201 de ayer, con 310 nuevos en 24 horas. El Ministerio de Salud subió la tasa de mortalidad a 2,1%, que antes estuvo en 1,6%.

SENADO EN CONTRA. El presidente del Senado brasileño, Davi Alcolumbre, criticó las expresiones de Bolsonaro y exigió un “liderazgo serio”.

El Senado considera “grave” la posición de Bolsonaro “en atacar las medidas de contención a Covid-19” y que está de “contramano” con las acciones sugeridas por la OMS.


810 casos de Covid-19 son de São Paulo (36,8% del total de casos en Brasil), con 40 muertes en ese estado.

Dejá tu comentario