Especiales

Clubes y condominios privados de lujo explotan las tierras de Itaipú

Mientras los avá guaraní tienen prohibido pescar en el lago Itaipú y son amenazados por los guardaparques armados, negocios privados utilizan impunemente las costas de la binacional.

Un club privado y dos condominios o country club de lujo utilizan de manera ilegal las tierras de la Itaipú Binacional en el lado paraguayo. Estas tierras deberían ser bosques de protección del embalse, según lo establecido por la Ley 752/79.

Otros clubes instalados en tierras de Itaipú en el lado paraguayo fueron desalojados durante el gobierno de Fernando Lugo (2008-2013). En el lado brasileño, también hay varios clubes instalados sobre su franja de protección, llamada Área de Preservación Permanente de Itaipú.

Estas aguas y tierras, donde vivieron hace menos de 40 años 38 comunidades indígenas avá guaraní, hoy son territorios prohibidos a los nativos, pero no así para clubes y condominios privados.

En el capítulo anterior de esta serie revelamos los puertos clandestinos en tierras de la binacional, y en esta tercera entrega del trabajo de ÚH, realizado con el apoyo de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación del ICFJ en alianza con Connectas, los clubes y condominios privados que ocupan ilegalmente la franja de bosques de Itaipú.

Lea más: "Más de 250 puertos clandestinos se ocultan en bosques de Itaipú"

CLUB NÁUTICO. En el distrito de Hernandarias, en el Departamento de Alto Paraná, a solo tres kilómetros de la usina hidroeléctrica, en tierras de Itaipú, se encuentra el Club Náutico Hernandarias, que ocupa de manera ilegal el Área Prioritaria de la binacional.

A pesar de explotar el lugar hace 23 años, este negocio privado no cuenta con ningún tipo de contrato legal de la binacional para ocupar unas 20,5 hectáreas, al lado de la Costanera de Hernandarias.

Los Narco Sojales de Itaipú III - ÚH

Cuenta con piscinas, canchas, quinchos, salones de evento, playas y muelles, entre otras instalaciones, y es conocido por sus concursos de pesca, de deportes náuticos y su escuela de vela.

Para ser socio uno debe presentar antecedentes policiales y judiciales, ser admitido por un Consejo Evaluador, abonar G. 5 millones y luego G. 50.000 mensuales.

Tiene 1.545 asociados, y no paga ningún tipo de tributos a la Itaipú o a la Municipalidad, según reconoció su propio presidente actual y también el primero en su historia, Nelson Santiago Boggino Villalba.

Dijo que el proyecto inició en 1996 y desde 1998 solicitaron a la Itaipú firmar un contrato de comodato para poder utilizar el predio de manera legal, pero hasta la fecha no se concretó. El director de Itaipú era entonces Miguel Luciano Jiménez Boggiano (1993-2001).

SANTA ELENA. A 9 kilómetros de la represa hay otro club que ocupa parte de las tierras de Itaipú, el Santa Elena Country & Marina Club, perteneciente al grupo Paraná Country Club.

La empresa obtuvo un contrato de comodato en 2006, bajo la administración del entonces director paraguayo de Itaipú Víctor Luis Bernal Garay, en la era del entonces presidente Nicanor Duarte Frutos (2003-2008).

Es un barrio cerrado de lujo promocionado como “complejo urbano turístico y ecológico”, aunque deforesta las tierras de la binacional que bordean el río.

En 2011, abogados de Itaipú cuestionaron a la empresa por violar el contrato al talar árboles y construir sobre la franja de protección del embalse. Además descubrieron que poseía un puerto clandestino

“Se constató nuevamente que los mismos ingresaron en la poligonal envolvente de la entidad, a través de caminos internos, construcción de parrillas y churrasqueras y explotación de un puerto clandestino, en un área que abarca aproximadamente 90 hectáreas”, señala el informe.

El contrato autorizaba solo una fracción de 1,5 hectáreas y otra de media hectárea para acceder al río Paraná, también llamado lago de Itaipú.

“Ellos han violado ese acuerdo y han construido unas playas, un parque, un quincho, un muelle, entre otras instalaciones”, dijo el abogado Augusto Gernhoffer.

Además, los abogados de la binacional corroboraron con funcionarios del Secretaría del Ambiente (Seam) que el emprendimiento no contaba con licencia ambiental para los trabajos que realizó, requisito establecido por ley.

A la fecha, la empresa sigue explotando las tierras de la binacional.

Narco Sojales parte 3.png

Nota relacionada: "La franja de bosques de Itaipú es utilizada para negocios ilícitos·

COSTA DEL LAGO. Otro barrio cerrado de lujo que afecta parte del área de protección de Itaipú en Hernandarias es el condominio Costa del Lago, explotado por Corporación La Esperanza SA y Raíces Real States. El dirigente colorado y actual titular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Édgar Beto Melgarejo Ginard, es uno de los directivos de esta firma.

Este emprendimiento de 371 hectáreas, ubicado a poco más de 7 kilómetros de la usina hidroeléctrica, fue denunciado por la binacional en 2012 por delitos ambientales que afectan la zona de la Reserva Tatí Yupi.

Concretamente, en ese año, la empresa taponó y rellenó con tierra una franja de una hectárea, de un humedal de 50 hectáreas, sin permiso del Secretaría del Ambiente (Seam) y violando leyes ambientales.

El fiscal Gustavo Sosa constató la desecación de humedales colindantes con el refugio biológico Tatí Yupi, por lo que abrió la causa Nº 4600/12 y allanó el local.

La empresa fue multada a pagar 350 jornales mínimos, unos G. 22 millones y a adecuarse a las normativas. Sin embargo, continuó con las obras, y construyó encima del humedal una laguna artificial de casi 23 hectáreas, y sigue avanzando sobre el resto del humedal construyendo caminos encima.

RESPUESTA DE ITAIPÚ. Los abogados de la Itaipú señalaron a ÚH que aún no existe una política definida de qué hacer con estos clubes, ya que los contratos fueron cedidos por gobiernos anteriores.

Manifestaron que se haría una revisión de los casos para determinar qué hacer, y recordaron que desde el 2000 se llevan adelante acciones judiciales para repeler las incursiones ilegales.

Dejá tu comentario