24 jul. 2024

Chipa apo, tradición que pasa de generación en generación

Sin duda, entre las numerosas costumbres familiares, elaborar chipas con los niños es una que perdura en el tiempo, además de ser una actividad especialmente vivida por los más pequeños de la casa en la época de Semana Santa.

FOTOS CHIPA 4.bmp

El cocinero Francisco Pako Ruiz Díaz elaboró la chipa junto a los pequeños Fabrizzio y Rafael Ruiz Díaz.

Foto: Renata Carballo.

Las diversas recetas también son una tradición que se transmite de generación en generación, y en la familia Ruiz Díaz Cañete no es la excepción, sino por el contrario, esta costumbre está mucho más arraigada, pues son una familia de chiperos y panaderos, donde aprender a amasar es indispensable para todos, desde los primeros años de vida.

Esta familia se reunió alrededor de la mesa para amasar y dar divertidas formas a las chipas que saborearán en estos días santos, de la receta que fuera del abuelo, don Miguel Ángel, fundador de la empresa familiar Más Que Pan.

Sin lugar a dudas, chipa apo es un clásico que debe perdurar, pues los más pequeños son los más emocionados, porque es toda una aventura vivir ese momento familiar, donde se mantiene viva la tradición con sentido religioso.

Hoy, la familia Ruiz Díaz, experta en la materia, comparte con los lectores de ÚH su receta familiar, ideal para elaborar con los más pequeños de la casa; la misma que fue mezclada por Pako con el propósito de ir pasando de generación en generación la costumbre.

Ellos elaboraron chipa tradicional y también chipa piru, que llevan prácticamente el mismo proceso, la misma receta, con la diferencia de la cocción de esta última, que debe ser crocante por fuera, blanda adentro y que sea una chipa bien comestible.

La receta

Para la elaboración de la masa se precisan 1 kg almidón de mandioca; 200 gramos de materia grasa (puede ser margarina, manteca o grasa de cerdo; 4 huevos; 1/2 kilo de queso Paraguay, 1/2 litro de leche, 20 gramos de sal y 20 de anís.

20240320_143333.jpg

Las formas de la chipa que los niños fueron armando para esta Semana Santa.

Foto: Renata Carballo.

La preparación consiste en hacer una corona con el almidón y en el medio se baten la materia grasa, el huevo y los demás ingredientes hasta ir integrando todo. Una vez que se logra una mezcla homogénea, se le da la forma deseada, y se lleva a horno a 250 grados, por 10 minutos.

Tradición paraguaya a EEUU

El chipa piru es una de las especialidades de la marca de la familia, que lleva 26 años de trayectoria y envía desde hace 10 años este producto, y otros, a los Estados Unidos. “Enviamos una vez al mes. En temporada de frío, solicitan más los productos secos como coquitos, rosquitas y palitos que también enviamos, pero siempre la chipita es la más demandada”, menciona el gerente de Producción, Francisco Ruiz Díaz.

Las mercaderías que se exportan van enfocadas en la comunidad paraguaya residente en Estados Unidos. “Un amigo que vive allá, me mostró que uno de los clientes realiza un recorrido de más de 240 km, para ir a comprar la chipita de Más Que Pan”, comenta Ruiz Díaz.

En cuanto a la receta, es muy tradicional, pero con algunos agregados. “El chipa piru se elabora en forma artesanal, todo es a mano”, explica.

La preparación para el envío de los 200 kilos de chipitas se alista en paquetes de 250 gramos, que se encajonan para enviar por avión. Por último, Pako refiere que en la firma todo es artesanal. “Estamos hace más de 26 años con la panadería, somos muy tradicionalistas, como se aprecia. No contamos con mucha maquinaria, no usamos los famosos mejoradores ni aditivos. Somos una empresa que trabaja artesanalmente. Creo que por eso seguimos contra viento y marea”, dice Ruiz Díaz, sin sacar las manos de la masa.

Más contenido de esta sección
La familia de Renato Rojas Talavera, de 2 años, decidió retirarse del juicio oral y público durante la exposición de la resolución del Tribunal de Sentencia, que ya apuntaba a la absolución de la médica Laura Sena por la muerte del pequeño en un sanatorio. “El día de mañana puede ser uno de sus hijos”, sostuvo la abuela.
El Tribunal de Sentencia, integrado por Juan Francisco Ortiz, Manuel Aguirre y Rossana Maldonado, absolvió a la pediatra Laura Sena, única acusada por el presunto homicidio culposo del niño Renato Rojas Talavera, de 2 años, fallecido en el Sanatorio Migone en agosto del 2019. La votación fue de dos contra uno.
El ministro de Educación, Luis Ramírez, informó que a finales de agosto se realizaría el examen de evaluación docente, suspendido por la presunta filtración de los documentos y que afectó a más de 56.000 postulantes.
Concejales municipales de Concepción elevaron sus voces contra el titular de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Luis Fernando Bernal, acusándolo de negarse a invertir en los gastos operativos de la planta de tratamiento de esta ciudad.
Un hombre recibió un disparo en la pierna, en medio de un tiroteo, durante una pelea entre grupos rivales. Ocurrió este domingo en el barrio Ricardo Brugada, más conocido como La Chacarita, de Asunción.
Un enfrentamiento a tiros entre la Policía Nacional y delincuentes dejó un fallecido en Ciudad del Este. Tres lograron darse a la fuga, abandonaron un automóvil a orillas del río Paraná, en el peligroso barrio San Rafael.