Mundo

Chavismo y oposición miden fuerzas con manifestaciones en Caracas

Miles de venezolanos volvieron tomar las calles de la capital, en una clara puja entre el presidente Nicolás Maduro y el mandatario interino Juan Guaidó por el ingreso de ayuda humanitaria.

El chavismo y la oposición, con sus principales dirigentes a la cabeza, midieron este martes sus fuerzas cuando se movilizaron en Caracas y otras ciudades de Venezuela con agendas opuestas.

Ante una multitud de seguidores, el opositor venezolano Juan Guaidó anunció que el 23 de febrero, cuando se cumpla un mes de haberse autojuramentado, ingresará la ayuda humanitaria enviada por EEUU, pese al rechazo del mandatario Nicolás Maduro, que la considera la puerta a una intervención militar.

Desde la tarima, el líder opositor de 35 años pidió a unos 250.000 voluntarios inscritos para colaborar en el ingreso de la ayuda organizarse este fin de semana en asambleas, cabildos y campamentos humanitarios itinerantes.

“La ayuda humanitaria va a entrar sí o sí a Venezuela, porque el usurpador va a tener que irse, sí o sí, de Venezuela. No es la primera vez que Venezuela se va a librar de un tirano, esperemos sí que sea la última”, agregó.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, Guaidó ofreció amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y les advirtió que impedir el paso de alimentos y medicinas es un crimen de lesa humanidad.

“Una orden directa a la Fuerza Armada: permitan que ingrese la ayuda humanitaria de una vez por todas”, manifestó Guaidó, entre la ovación de sus seguidores que gritaban: “Sí se puede”.

los chavistas. Nicolás Maduro encabezó, por su parte, una manifestación de seguidores que expresaron rechazo a una “intervención imperialista” en el centro capitalino. “Queremos la paz para Venezuela, todos queremos la paz para Venezuela, que los tambores de guerra se alejen, que las amenazas de invasión militar se alejen”, manifestó.

Maduro niega que haya “emergencia humanitaria” y culpa de la falta de medicinas y comida a duras sanciones estadounidenses. “En Venezuela no hay hambruna”, dijo en una entrevista con la BBC de Londres difundida ayer martes.

La crispación ocurre en plena debacle económica, con escasez de medicinas y alimentos impagables para la mayoría por la hiperinflación. Unos 2,3 millones de venezolanos (7% de la población) huyeron del país por la crisis desde 2015, según la ONU.

Maduro descartó que haya un choque entre las tropas y los voluntarios. “No habrá represión de esas características”, dijo a la BBC.

Dejá tu comentario