27 feb. 2024

Cerro declara la guerra a la APF

En pie de guerra. Cerro Porteño, a través de su presidente Raúl Zapag, comunicó la posición del club ante la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), luego del polémico empate ante Nacional 2-2, en donde fue criticada la labor arbitral de Carlos Paul Benítez.

“Lo de ayer (por el sábado) superó todos los límites, esto no puede seguir así. La hinchada de Cerro se merece respeto. Esta dirigencia viene realizando un trabajo serio e institucional, consecuente con su discurso hace años, pero que ahora requiere acciones drásticas. He decidido en la Comisión Directiva“, expuso el dirigente en su cuenta oficial de Twitter. Zapag además argumentó con relación a los reclamos por parte de la institución azulgrana: “Vamos a gestionar cambios urgentes y necesarios para que el fútbol paraguayo vuelva a un estado de normalidad, pues con esta administración los clubes recibimos solo justificativos de parte de quienes realmente no nos representan y quieren callar a todos con sanciones”.

Enumerando las acciones a tomar, el presidente del Ciclón puntualizó: “Retirar representantes de Cerro Porteño ante la APF. Carlos Sosa (Jovellanos) no representa al CCP, que nadie confunda y debería renunciar. Iniciar trabajo con demás clubes afectados para la asamblea de elección de autoridades de APF del año 2022”.

Juan José Zapag: “Roban y roban”
“Una vergüenza, señores, tienen que irse todos ya y el fútbol tiene que reprogramarse. El futuro del Paraguay está comprometido en fútbol. Yo sé que no es lo más importante, pero sí les aseguro que el fútbol es la alegría del pueblo, y la alegría del pueblo cuando se trunca todos están en riesgo, es la realidad”, expuso el vice Juan José Zapag, tras el partido publicado en un audio por Mundo Cerro.
“Somos un gran equipo, apostamos a la cantera, construimos el mejor estadio del país, la mejor logística en Formativas y estos roban, roban y roban. Delincuentes”, puntualizó el dirigente azulgrana, con respecto al arbitraje.

Asqueado, Arce ya no quiere a Carlos Benítez
El entrenador del Ciclón, Francisco Arce, apuntó directamente al arbitraje por el empate de su equipo ante Nacional 2-2.
“El arbitraje nos condicionó todo el partido, más en el segundo tiempo. Hubo dos penales claros (contra Enzo Giménez y Mathías Villasanti) y la falta para el gol de ellos fue enfrente de mí y no fue falta. Le eximo de culpa a los jugadores, culpo al arbitraje”, expuso el DT.
Arce además refirió acerca del desempeño de Benítez: “Ahora me dan más asco las acciones en videos y que no se haya dado cuenta. Si en los siguientes cuatro partidos no nos arbitra Carlos Paul Benítez, vamos a tener chances”.

Los Reclamos
Reclamo 1: Penal por pisotón de Leonel Vangioni sobre Enzo Giménez. Resultado: Libertad 2-1 Cerro. Árbitro: Mario Díaz
Reclamo 2: Penal por falta de Joel Jiménez sobre Ángel Lucena. Resultado: Cerro 1-0 Sol. Carlos Paul Benítez.
Reclamo 3: Penal por falta de Richard Cabrera sobre Mauro Boselli. Offside previo en el penal sobre Beltrán. Resultado: Luqueño 3-3 Cerro. Árbitro: Derlis López.
Reclamo 4: Penal por falta de Fernando Martínez sobre Mathías Villasanti. Inexistente infracción en el tiro libre de Brahian Ayala. Resultado: Cerro 2-2 Nacional. Árbitro: Carlos Paul Benítez.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.