País

Caacupé: Obispo insta a promover justicia, equidad e inclusión social

 CUIDADO.  Pidió al uso responsable de agrotóxicos y cuidar el medioambiente

Con la promoción del diálogo social, la inclusión social y la justicia, ayer se celebró el segundo día del Novenario de la Virgen de los Milagros de Caacupé, dedicado al Clero Nacional.

Bajo el lema La palabra de Dios en la Misión de la Iglesia, monseñor Pedro Collar, obispo de la Diócesis de Misiones y Ñeembucú, fue responsable de presidir la misa central matutina. El religioso pidió a los sacerdotes y obispos que sigan en la misión evangelizadora, resaltando el acompañamiento a los fieles en este tiempo de pandemia y en medio de tantos sufrimientos.

‘‘Hoy pedimos a Tupãsy Caacupé para que este año nos ayude a crecer en la apertura, el diálogo, la cercanía con toda la gente, para seguir edificando juntos la Iglesia en sinodalidad’’.

En el contexto del año del laicado, el obispo también se centró en los fieles al destacar que están llamados a sentir libremente y que la palabra encuentre un espacio en sus corazones. Recordó que la misión evangelizadora debe realizarse de una manera renovada, con entusiasmo, alegría y valentía.

Asimismo, destacó que se debe tener más valor para ser fieles a nuestro bautismo y todo lo que conlleva esa misión y a llevar la cruz de cada uno todos los días, como también ser portadores de vida, de justicia, de fraternidad y de esperanza.

Abogó para que cada uno de los laicos se mezclen y encarnen en “la realidad sufriente del mundo, pobres, presos, mujeres objetos de violencia, niños y niñas explotados, desahuciados, excluidos de servicios sociales, inmigrantes, ancianos, desocupados, hombres que han perdido el sentido de la vida”.

En este sentido, el religioso apeló a promoción de la “la dignidad de la persona, la dimensión religiosa del hombre, la familia, la libertad de conciencia, la solidaridad, la justicia, la promoción de la mujer, fomentar la organización y la dignidad en el trabajo, luchar por unas relaciones económicas que posibiliten mayor equidad e inclusión social”.

También les recordó que se debe defender la vida, desde su concepción hasta su muerte natural, procurando la honestidad y la verdad, para que el bien común y la justicia sean bien para todos. ‘’Pongan en práctica la palabra, promoviendo el diálogo social trabajando para superar la cultura del descarte y de la indiferencia”.

AMBIENTE

Sobre la situación medioambiental, monseñor Collar pidió que todos presten atención al clamor de la madre Tierra ante la utilización indiscriminada de agrotóxicos, la tala despiadada de los bosques y favoreciendo acciones concretas a favor de la casa común. “Hoy, la patria que tenemos, con sus luces y sombras, cuenta con ustedes. Involúcrense en el quehacer de un mundo más humano y cristiano. Como dijo Diogneto en el siglo II: "Lo que es el alma para el cuerpo, eso son los cristianos para el mundo”, refirió.

La festividad de la Virgen de los Milagros de Caacupé arrancó el domingo con una concurrencia masiva de fieles tras dos años de no poder peregrinar hasta la Basílica debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Si bien este año el encuentro con la Virgen es posible debido a la situación epidemiológica favorable, la festividad se realiza con un protocolo estricto.

Pese a recomendaciones del Ministerio de Salud Pública de evitar la aglomeraciones, en momentos no se pudo evitar.

También las autoridades eclesiásticas y de Salud pidieron a los fieles no llevar a niños y personas de la tercera edad a la Villa Serrana, se vio a muchos entre la concurrencia. Cabe recordar que se insta a las personas no vacunadas o que cuentan solo con una dosis de la anti-Covid, a que no acudan a la Villa Serrana porque en caso de contagio pueden desarrollar formas graves del coronavirus. D.B

Pongan en práctica la palabra, promoviendo diálogo social trabajando para superar la cultura del descarte y de la indiferencia.

Presten atención al clamor de la madre Tierra, ante la utilización indiscriminada de agrotóxicos. Monseñor Pedro Collar, Diócesis de Misiones y Ñeembucú,



.

Dejá tu comentario