Sociales

Breves

 


Se pasa a la “moda modesta”
Halima Aden, la primera supermodelo en vestir un hiyab y posar en burkini, rompió los contratos con una industria que considera irrespetuosa y apuesta por la “moda modesta” destinada a las musulmanas. Para esta modelo estadounidense de origen somalí, nacida en un campo de refugiados de Kenia, estaba en juego su autoestima en una industria que choca cada vez más con sus valores. Con su decisión la joven de 24 años, sacudió en noviembre el mundo de la moda y de los influencers, que alaban su audacia. Halima Aden apareció por primera vez con hiyab y burkini en 2016 durante un concurso de belleza en Minnesota. En 2019 posó para la edición anual de Sports Illustrated en burkini. Para aquel entonces ya era famosa. Pero como persona ella se sentía cada vez peor. “Siempre me han dado un lugar privado para cambiarme, pero la mayor parte de las veces era la única en tener un poco de intimidad”. “Veía a mis jóvenes colegas que se desnudaban en público, frente a personalidades de los medios, diseñadores y ayudantes”, recuerda. Halima se sintió liberada el año pasado al anunciar que abandonaba las sesiones de fotos y las pasarelas.

Dejá tu comentario