Mundo

Brasileña Americanas niega presunto millonario error

 

Tres grandes accionistas de la cadena de tiendas minoristas brasileña Americanas se pronunciaron por primera vez sobre la debacle de la minorista en un comunicado en el que niegan haber manejado información sobre cómo se llegó a un error contable de casi 4.000 millones de dólares.

“Nunca tuvimos conocimiento y nunca admitiríamos cualquier maniobra o truco contable en la compañía”, dijeron Jorge Paulo Leman, Marcel Telles y Carlos Sicupira, tres de los hombres más ricos de Brasil en el texto divulgado la noche del domingo.

“Nuestra actuación siempre fue pautada durante décadas por rigor ético y legal”.

La empresa, fundada en 1929, está en el ojo del huracán desde el 11 de enero, cuando su recién nombrado director, Sergio Rial, renunció después de informar que encontró “incoherencias” contables de unos 20.000 millones de reales (USD 3.900 millones).

Leman, Telles y Sicupira poseen cerca de un tercio de las acciones de Americanas, en la cual invierten desde 1982.

El comunicado afirma que PwC, la empresa a cargo de las auditorías, “nunca denunció alguna irregularidad”.

“Por lo tanto, así como todos los accionistas, acreedores, clientes y empleados de la compañía, creíamos firmemente que todo estaba correcto”.

“Lamentamos profundamente las pérdidas sufridas por los inversionistas y acreedores, recordando que como accionistas, sufrimos por los daños”, dijeron los magnates.

El trío de accionistas dijo ratificar su “compromiso de integral transparencia y total colaboración” para aclarar lo ocurrido.

Los tres están en el Top-5 de los brasileños más ricos de 2022, según la revista Forbes: Lemann es el primero, con un patrimonio de unos 14.000 millones de dólares; Telles es el tercero, con 9.300 millones; y Sicupira es cuarto, con 7.700 millones.

Cuando las informaciones sobre las inconsistencias contables de Americanas fueron divulgadas, sus acciones se desplomaron en la Bolsa de Sao Paulo, y los acreedores comenzaron a exigir el pago de las deudas pendientes.

La empresa inició un proceso de recuperación judicial, que en la práctica es la ejecución de un plan de acción para evitar la quiebra.

Se estima que la deuda de la compañía, que tiene 3.601 tiendas en 900 ciudades de Brasil, ronda los 43.000 millones de reales (USD 8.200 millones).

Dejá tu comentario