Mundo

Bolsonaro les declara la guerra a los medios con noticias falsas en Brasil

Para el presidente electo, no es suficiente con atacar a los medios de prensa críticos casi a diario en las redes sociales. Cuando asuma el cargo, su intención es lograr su objetivo final.

REUTERS
BRASILIA - BRASIL

Para el presidente electo de Brasil, el derechista Jair Bolsonaro, no es suficiente con atacar a los medios de prensa críticos casi a diario en las redes sociales. Cuando asuma el cargo, su intención es lograr su objetivo final.

Ahora que tendrá 500 millones de dólares en los presupuestos de marketing para el sector público a su discreción, el capitán en retiro del Ejército está amenazando con recortar la compra de anuncios en los grupos de medios adversarios, atacando los fundamentos financieros de la prensa libre de Brasil.

Después de una campaña en la que Bolsonaro rechazó los reportajes de investigación como noticias falsas inventadas por un sistema corrupto y sus partidarios persiguieron a periodistas, las amenazas están empezando a preocupar en las salas de redacción del país.

Cuando le preguntaron en una entrevista televisiva la semana pasada si respetaría la libertad de prensa incluso para su mayor crítico, Folha de S. Paulo, el diario de mayor circulación de Brasil, la respuesta de Bolsonaro fue breve. “Ese diario se acabó”, dijo Bolsonaro en una tensa entrevista de TV Globo. “En lo que a mí concierne con la publicidad del gobierno, la prensa que actúa así, mintiendo descaradamente, no tendrá ningún apoyo del gobierno federal”.

Aunque los fondos públicos son solo una fracción de los ingresos en la mayoría de los principales grupos de medios, la perspectiva de un presidente castigando la cobertura hostil ha puesto a muchos reporteros al límite.

Varios periodistas experimentados que trabajan para las empresas informativas más importantes dijeron a Reuters en las últimas semanas que empezaron a suavizar sus críticas por temor a las represalias de un gobierno de Bolsonaro y la violencia de sus partidarios. Los organismos que supervisan la prensa dijeron que hubo una escalada de amenazas y agresiones contra los reporteros. El grupo de periodismo de investigación Abraji comenzó a rastrear los incidentes en las elecciones más polarizadas desde el regreso de la democracia en 1985, después de dos décadas de dictadura militar.

La mayoría de los ataques contra periodistas fueron obra de partidarios de Bolsonaro, según Abraji, que registró más de 150 casos de reporteros amenazados.

Dejá tu comentario