Economía

Aumenta el subsidio al pasaje, pero no mejora la calidad del servicio

El Estado ahora subsidia G. 462 cada boleto del transporte diferencial y G. 88, el convencional. Sin embargo, esto no se traduce en un mejor servicio para los usuarios del transporte público.

El viceministro del Transporte, Pedro Britos, habló ayer en conferencia de prensa sobre detalles de la suba del costo del pasaje. Dio explicaciones sobre los motivos, el aumento del subsidio y ante los reclamos por el pésimo servicio del transporte público alegó dificultades para trabajar en la fiscalización y atender las denuncias de los usuarios.

Confirmó la suba oficial a G. 3.600 el costo del servicio diferencial (unidades con aire acondicionado y calefacción), como también a G. 2.400 del servicio convencional. En ambos casos, el incremento directo fue de 100 guaraníes.

Manifestó que parte de esta decisión tiene que ver con la suba del precio del gasoil de G. 300 y que representa el cuarenta por ciento del costo del servicio. Citó, igualmente, la incidencia de la cotización del dólar que en enero estaba a G. 5.850 y hoy se encuentra a G. 6.300.

“Estamos haciendo un esfuerzo como Estado paraguayo para que el incremento no impacte y el subsidio es una herramienta”, enfatizó. Sobre el punto, no mencionó que el subsidio lo pagan todos los paraguayos como parte del Estado y que, en realidad, hasta hoy, solo asegura la utilidad de los empresarios del transporte y que, a su vez, solo conoce de quejas generalizadas por el mal servicio que brindan.

Entre estas, los principales reclamos pasan por la regulación de frecuencias tanto en horas pico como fuera de estas, unidades diferenciales que no brindan los servicios de comodidad por su mayor costo y que las empresas no realizan el servicio nocturno de acuerdo con las necesidades de la gente y trabajadores.

Britos dijo que el presupuesto que Hacienda habilita para el subsidio es de unos diez millones de dólares, pero en la práctica se ejecuta alrededor del sesenta por ciento, a partir de que solo se abona a las empresas que cumplen todos los requisitos exigidos.

TEGNOLOGÍA. Consultado sobre cómo se entiende que sube el subsidio y el costo, pero no cesan los reclamos por el mal servicio, el viceministro del Transporte señaló que están trabajando para que se mejore a través de todas las denuncias que se reciben. Confesó que están con problemas de recursos humanos para el control, razón por la cual el ministro ya autorizó avanzar en la implementación de tecnología y esperan darle más seriedad a los sumarios por denuncias de mal servicio.

Embed

Dejá tu comentario