Editorial

Ante los casos de corrupción la única vía es la institucionalidad

Un nuevo caso de presunta corrupción se evidenció con la divulgación de audios filtrados que revelan que narcotraficantes pagaron por su libertad a agentes de la Policía Nacional. La investigación de Última Hora y Monumental destapa asimismo la participación de políticos colorados también investigados en el megaoperativo de lavado de dinero y narcotráfico denominado A Ultranza Py. Todo caso de presunta corrupción debe ser aclarado, y en el caso de la entidad policial el único camino que queda para combatirla es la institucionalidad.

La más reciente investigación publicada por este diario reveló nuevas aristas de la corruptela que invade a las instituciones del Estado paraguayo. Recientemente las publicaciones de ÚH y Radio Monumental, referentes a audios filtrados de una estructura narco, delataron supuestos procedimientos policiales “en negro” para el apriete a investigados.

Cuando todavía los rescoldos de la sorpresa y el estupor que generaron en la población los hallazgos del Operativo A Ultranza Py no se han disipado, aparece la información que vincula presuntamente a miembros de una organización que se dedica al tráfico internacional de drogas que fueron detenidos y muy rápidamente liberados después de haber supuestamente pagado un millonario monto a efectivos policiales.

Los ahora conocidos como narcoaudios desnudaron la complicidad de policías con presuntos miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína que fueron detenidos en julio de 2021 y luego liberados.

Al respecto, la Policía dispuso que la Dirección General de Investigación Criminal inicie de oficio la investigación, a través de la Dirección de Asuntos Internos; falta sin embargo, como en tantos otros casos de similares y graves denuncias, que la Fiscalía actúe de manera más diligente y ágil.

Los narcoaudios ofrecen también información que involucra al concejal colorado de Mariano Roque Alonso Julián Vega Insfrán; dichos audios filtrados de cruces de llamadas lo ubican en la mira de la Senad; en una de las grabaciones el mismo afirma poder conseguir fiscal para librar orden de captura por una persona.

El concejal del movimiento Honor Colorado (HC) se encuentra involucrado a través de sus conexiones con un grupo de presuntos narcotraficantes, una organización criminal liderada por Édgar Cantero Martínez y Édgar Gamarra Silva.

En varios de los audios se involucra al político colorado Julián Vega con el capo narco Édgar Gamarra Silva, investigado en el megaoperativo de lavado de dinero y narcotráfico denominado A Ultranza Py; en otro audio hablan de un jefe narco que está detenido en la Penitenciaría de Emboscada, Édgar Cantero Martínez, procesado por tráfico ilícito de sustancia estupefaciente y drogas peligrosas tras ser detenido el 24 de febrero del 2021 en una estancia ubicada en la localidad de Agua Dulce, Alto Paraguay, donde fueron incautados 1.344 kilos de cocaína, además de otras evidencias.

Este caso es particularmente preocupante pues involucra nada menos que a oficiales de la Policía Nacional, como si no fuera suficiente confirmar los tentáculos del crimen organizado en la política de nuestro país. Ahora también hay audios que aseguran los supuestos procedimientos policiales “en negro” para el apriete a investigados. La corruptela solamente se va a poder combatir con una sólida institucionalidad, con un país en el que las instituciones tengan su peso propio y que ante la mínima duda de la honestidad de los funcionarios públicos, la institucionalidad que hoy tanta falta nos hace sea la que se ocupe de garantizar la transparencia, instituciones como por ejemplo la Fiscalía General, tan ausente en estos días.

El Paraguay ya no puede permitir que siga creciendo la injerencia de políticos que cuestionan en sí mismos los valores e ideales democráticos. La Policía Nacional debe ser la primera entidad en aclarar las actuales denuncias para poder recuperar su tan socavada credibilidad.

No podemos permitir que los casos de corrupción y complicidad con el negocio del narcotráfico sigan debilitando los ideales democráticos, influyan en la política y pongan en riesgo la institucionalidad de la República.

Dejá tu comentario