Opinión

Agencias de calificación de riesgos y Paraguay

Ricardo Rodriguez Silvero Por Ricardo Rodriguez Silvero

La Moody’s es considerada una de las tres agencias más grandes del mundo, junto a Standard & Poor’s y Fitch Ratings, que califican el riesgo soberano de un país determinado mediante el uso de ramilletes de indicadores con los que se mide su fortaleza ante los avatares de la coyuntura mundial. En la última publicación de Moody’s, que es de julio de 2022, la calificación dada a Paraguay es favorable y lo posiciona mejor que muchos otros países de este subcontinente. Si esto sigue así, en el futuro próximo Paraguay puede alcanzar el grado de inversión, desiderátum de los sectores público y privado. El nombre del informe es “Revisión Calificación País”. En el diagnóstico lo fundamental es que Paraguay es uno de los pocos países de este subcontinente latinoamericano que mantuvo su rating crediticio y mejoró su perspectiva económica pasando de estable a positiva.

FACTORES QUE PODRÍAN MEJORAR LA CALIFICACIÓN. Nuestro país debería avanzar con aquellas medidas que hoy podrían generar una mejora aún mayor en su calificación internacional; por ejemplo, si se aprobaran e implementaran las reformas estructurales relacionadas con el servicio civil, el fondo público de pensiones y la contratación pública. Moody’s hace un listado de las mismas. Estas reformas mejorarían el marco institucional, la gobernabilidad y el perfil crediticio de Paraguay. Los cambios a favor en la aplicación de la Ley de Responsabilidad Fiscal aumentarían la previsibilidad de las políticas públicas en respuesta a los shocks y la registración de fuertes flujos de inversión local e Inversión Extranjera Directa IED también contribuirían a una calificación más alta.

FACTORES QUE PODRÍAN CONDUCIR A EMPEORAMIENTO. Si la implementación de la agenda de reformas estructurales no pasa de ser un desiderátum inalcanzable, no avanzando a un ritmo constante por un lado. Y si por otro lado las perspectivas de crecimiento económico se mantuvieran por debajo de expectativas favorables, todo ello podría tener por consecuencia el aumento en los niveles de deuda pública y privada. Ergo, si el sobreendeudamiento no lograse disminuir la inflación ni evitar la recesión, las perspectivas no serían buenas.

FORTALEZAS, DEBILIDADES Y DESAFÍOS DE PARAGUAY. Entre las fortalezas la Moody’s menciona la baja carga de la deuda pública en términos absolutos y relativos, el mayor crecimiento del PIB que el de sus pares en América Latina y el Caribe (ALC), así como el potencial de diversificación económica. Entre las debilidades descuella el bajo cumplimiento de metas establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal. Sus desafíos son una economía dependiente de la agricultura sujeta a alta volatilidad del crecimiento, ingresos gubernamentales inferiores a los de ALC con misma calificación y que sigue pendiente la aprobación de reformas institucionales.

LA STANDARD & POOR’S MANTIENE CALIFICACIÓN. En mayo del 2022 la agencia S&P había decidido mantener la buena calificación crediticia de Paraguay, así como su perspectiva favorable, sustentada en la estabilidad macroeconómica y la prudencia fiscal de larga data del país, que ha ayudado a mitigar el actual impacto de las condiciones climáticas sobre el crecimiento. El informe de esta agencia calificadora recalca que las instituciones públicas han madurado paulatinamente en los últimos años, con mayor previsibilidad y continuidad en las Políticas Económicas y Financieras a través de cambios a favor en los sectores público y privado.

CALIFICACIONES REQUIEREN ACTUALIZACIÓN PERMANENTE. Esto es así dada la mutante y cada vez más grave situación local, regional y mundial a consecuencias de los fuertes cambios climáticos irresponsablemente no advertidos a tiempo, que acarrean sequías e inundaciones nunca antes vistas. Además, la guerra de Rusia ocupando militarmente Ucrania y despojándola de parte de su territorio, in crescendo, destruyendo sus ciudades e instalaciones, con decenas de miles de bajas en su población civil, produjo en todo el mundo inflación y recesión, bajo riesgo adicional de una conflagración nuclear.

Dejá tu comentario