Sucesos

A un año de muerte de niñas Pastoral Social habla de beligerancia

 

Señalando que hoy se cumple un año de la muerte de las niñas Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba a manos de la Fuerza de Tarea Conjunta, en la serranía mensaje del Amambay, la Pastoral Social de Concepción emitió un contradictorio.

Si bien en el escrito condenan el accionar del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el manifiesto pregunta si ¿no es ya hora de darle a esta gente el estatus de “guerrilleros” para permitir la colaboración internacional, que, creemos, es el deseo unánime de las tres familias afectadas actualmente por el secuestro de sus miembros?

Relacionado: Argentina pide esclarecer la muerte de dos niñas en Paraguay hace un año

Ello en referencia a las familias de Edelio Morínigo, Félix Urbieta y Óscar Denis, quienes permanecen secuestrados a manos de los grupos armados irregulares que se enseñorean la región Norte del país.

Tras señalar "la responsabilidad de los padres y parientes o más bien irresponsabilidad, por tener a tiernas niñas en un territorio de beligerancia que implica un permanente alto riesgo para la gente grande y más aun a criaturas", el manifiesto enumera una serie de desaciertos del Gobierno.

Cuestionan a la FTC “personas víctimas siempre fueron dirigentes campesinos o ciudadanos inocentes”, y sostienen que “este estado de violencia es al solo efecto de desalentar el sistema de trabajo de la agricultura familiar y dar cancha libre al agronegocio”.

Dejá tu comentario