Sucesos

A pedido fiscal, suspenden juicio a Justo Cárdenas por enriquecimiento

La agente Natalia Fúster requirió la suspensión porque le faltaba una pericia contable, además de que tenía el juicio oral por el caso de los audios que al final se pospuso. Tras el rechazo, apeló.

A pedido de la fiscala Natalia Fúster, y una apelación posterior, se suspendió el juicio oral para Justo Cárdenas, ex titular del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), por supuesto enriquecimiento ilícito.

En principio, los jueces Manuel Aguirre, Rossana Maldonado y Blanca Gorostiaga, rechazaron el pedido de suspensión del juicio oral, por lo que la agente del Ministerio Público apeló el fallo y el juzgamiento se suspendió.

Además del ex titular del Indert, están procesados sus hijos Allan Israel Cárdenas Rodríguez, Justo Pastor y María Alejandra Cárdenas Pappalardo, esta última por supuesto lavado de dinero.

Al inicio de la audiencia de ayer, la fiscala Fúster requirió suspender el juicio oral porque aún no se había entregado una pericia contable en la causa, que era necesaria para la acusación.

Asimismo, argumentó que ese día también estaba citada para el juicio oral de los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, por lo que requirió la suspensión.

Tras la deliberación de los jueces, donde Maldonado y Gorostiaga participaron vía teleconferencia, los mismos rechazaron el pedido, ya que la citación para el juicio oral fue previo al caso de los audios (que finalmente se suspendió también).

Ante esto, la agente fiscal planteó recurso de apelación en contra de la resolución, por lo que finalmente el juicio oral se suspendió hasta que el Tribunal de Apelación resuelva la cuestión. Hay que señalar que con la reducción de actividades judiciales, recién el lunes podrán ver el caso.

ACUSACIÓN. Según la acusación de la Fiscalía, Justo Cárdenas habría tenido egresos que superan sus ingresos, considerando no solo los de la función pública, sino también en la parte privada. Constituyó firmas y compró vehículos.

Los fiscales dicen que entre julio de 2008 a julio de 2018 el titular del Indert tuvo un ingreso de G. 5.364.894.000 y un egreso de G. 8.009.595.082, lo que da la diferencia sin justificación legal de G. 2.644.701.082.

Con respecto al supuesto lavado de dinero, la Fiscalía considera que el encausado integró un inmueble de propiedad como capital social y aporte por acciones por valor de G. 250.000.000 autorizado el 19 de julio del 2017, conforme Acta de Asamblea Nº 7/2017 de la firma Agroindustrial Ganadera JPC SA.

La defensa de los procesados niega los cargos y señala que los bienes del procesado Justo Cárdenas provienen de la herencia de su familia.

El juicio oral aún no tiene fecha para continuar, teniendo en cuenta que con la apelación de la Fiscalía, el Tribunal de Apelación debe resolver la cuestión, y ahora solo estudia los casos urgentes, según la acordada.


Los tres hijos están acusados
La Fiscalía acusa a los hijos de Justo Cárdenas. Sobre Justo Cárdenas Pappalardo dicen que entre sus 18 y 23 años tuvo un egreso de G. 1.519.709.300 y es accionista de dicha firma. Adquirió acciones por G. 200.000.000, lo que sería del dinero del presunto enriquecimiento ilícito de su padre. Sobre María Alexandra, entre sus 18 y 19 años adquirió un inmueble, un vehículo y acciones de sociedades por G. 1.224.486.000. Allan, ex funcionario de la Corte, operó de la misma forma, alegan.

Dejá tu comentario